La intensidad del polvo del Sahara que viene en camino se percibe por el color rojo de la imagen del Saharan Air Layer. (Captura / tropic.ssec.wisc.edu) (horizontal-x3)
La intensidad del polvo del Sahara que viene en camino se percibe por el color rojo de la imagen del Saharan Air Layer. (Captura / tropic.ssec.wisc.edu)

Un pulso con alta concentración de particulado de polvo del desierto del Sahara afectará hoy a Puerto Rico, informó el meteorólogo Gabriel Lojero, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan. 

Hoy entraría en pulso más grande y mañana mejora un poco. El viernes o sábado entraría otro pulso”, detalló el funcionario. 

De momento, se desconoce si esta presencia de polvo del Sahara afecta esta mañana la calidad del aire. La Junta de Calidad Ambiental (JCA) no publica desde el pasado viernes los índices que miden tales renglones. 

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), los episodios de polvo del desierto del Sahara se registran a finales de la primavera, durante el verano y temprano en el otoño. Se trata de una masa de aire muy seca, cargada de polvo del desierto, que se mueve usualmente hacia el océano Atlántico Norte cada tres a cinco días.

Este particulado afecta la salud de las personas, sobre todo en aquellas que son sensibles a los alérgenos y los que padecen de problemas pulmonares. 

Además del efecto en la salud, el particulado limitará hoy la actividad de lluvia. Si cae algún aguacero, sería durante la tarde en la mitad oeste de la isla. Estaría asociado al efecto del calor diurno y los efectos locales, explicó Lojero. 

Asimismo, el polvo del Sahara provocará que los cielos se vean brumosos

“No es que esté nublado. El polvo causa bruma y no va a haber tanta radiación penetrando a la superficie”, indicó. 

Lojero también destacó que la presencia del particulado de polvo del Sahara se hará sentir en los próximos días. No es hasta el viernes que se ha pronosticado que pase al sur de Puerto Rico una onda tropical. Sin embargo, no se espera “nada significativo” en términos de lluvia. 

Las temperaturas, entretanto, permanecerán cálidas. Se augura que la máxima ronde en los 90 grados Fahrenheit y el índice de calor permanezca a menos de 100 grados. 

Por otro lado, se registra “oleaje picado”, de entre cuatro a seis pies, en la mayoría de las aguas. Se les recomienda a los marineros que ejerzan precaución. 

También deberán ejercer precaución los bañistas que acudan a la mayoría de las playas, exceptuando las del oeste. Es que el riego de corrientes submarinas está moderado, lo que aumenta el peligro de ahogamiento.


💬Ver 0 comentarios