El Departamento de Hacienda presentó a la Legislatura el más reciente informe de los créditos contributivos otorgados a empresas. (semisquare-x3)
El Departamento de Hacienda presentó a la Legislatura el más reciente informe de los créditos contributivos otorgados a empresas. (Xavier J. Araújo Berríos)

Washington - En el año fiscal 2017, las empresas bajo el programa de incentivos industriales de Puerto Rico tuvieron ventas brutas por $95,111 millones e ingresos netos sujetos a contribución por $41,279 millones, según un informe del Departamento de Hacienda a la Legislatura.

El documento agrega que las corporaciones “exentas”, sin incluir el arbitrio de 4% que se le cobra a las ventas en Estados Unidos de las Corporaciones de Control Foráneo-, pagaron en el año fiscal 2017 $872 millones, $233 millones menos que en 2016.

Los datos surgen de las planillas de contribución sobre ingresos presentadas por los llamados “negocios exentos” y son relevantes en momentos en que se tiene pendiente reformar el sistema tributario de la isla, revisar el Código de Incentivos Contributivos y el trato a las empresas foráneas.

Las corporaciones ‘exentas’ son tema de preocupación para la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que controla las finanzas del gobierno, que ayer divulgó un borrador de plan fiscal en el que indica que “la estructura actual del Código de Incentivos Contributivos tiene altos costos fiscales –que superan los $400 millones–, pero no provee suficiente visibilidad para permitir un seguimiento claro de estas concesiones y los rendimientos que generan para el crecimiento económico de Puerto Rico”.

La JSF ha solicitado al gobernador Ricardo Rosselló los decretos que regulan las exenciones corporativas, las enmiendas que consideran para aprobar una reforma contributiva y en el Código de Incentivos Contributivos.

“La Ley 73 (de incentivos industriales) permite que ciertos créditos que no se hayan utilizado en un año contributivo se puedan arrastrar a años contributivos subsiguientes hasta que sean utilizados en su totalidad”, advierte el informe del 29 de junio pasado, enviado por la subsecretaria de Hacienda, Roxanna Cruz Rivera,  a los presidentes del Senado, Thomas Rivera Schatz, y de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez.

En 2015, en ese sentido, los créditos “arrastrados” por las corporaciones exentas alcanzaban $981.9 millones. 

El sector farmacéutico y de medicinas –sobre todo CFC–, es el que más dinero ha pagado, principalmente a través de patentes, agrega el informe.

La reforma contributiva federal obliga a las CFC a pagar ahora   10.5% por los ingresos de patentes y marcas. Pero, podrán deducir a nivel federal hasta un 80% de los impuestos sobre ingresos que paguen   en el extranjero.  A las CFC de Puerto Rico el nuevo impuesto federal les puede suponer un pago de alrededor de   $3,675 millones.

Expertos dicen que el nuevo impuesto federal ofrece al gobierno de Puerto Rico la oportunidad de cambiar el arbitrio del 4% a una contribución sobre ingresos. Las CFC podrían así deducir hasta el 80% de un impuesto local y el gobierno dar permanencia a un recaudo que pudiera seguir alcanzando $1,800 millones anuales o ser incrementado.


💬Ver 0 comentarios