(semisquare-x3)
Hacienda consignó su oposición al proyecto, pero luego cambió su postura. (Teresa Canino )

El proyecto de ley que establece el marco regulatorio y la política pública energética en la isla no garantiza una rebaja en el costo del kilovatio-hora, ni establece topes sobre la generación con combustibles fósiles, denunció ayer la ingeniera Ingrid Vila, portavoz de la organización Cambio.

Según Vila, la medida tampoco descarta la incineración como fuente de energía, y no detalla cómo se alcanzará un 100% de generación con fuentes renovables para el año 2050.

El proyecto, agregó, tendría el efecto de derogar la ley que establece que, para 2019, se tiene que generar el 12% de la energía con fuentes renovables.

Vila participó como deponente de una kilométrica vista pública, en la que se discutió la medida del senador Larry Seilhamer. La entidad Cambio tiene como finalidad promover la implantación de políticas y estrategias sustentables energéticas para el país.

“Lo que el proyecto logra es permitir que, para 2050, Puerto Rico todavía se esté generando el 50% de la energía a base de la quema de gas natural”, dijo la también exsecretaria de la Gobernación.

“¿Y saben quiénes van a ser ese 50% que estará a esa fecha todavía conectados al sistema fósil? Las comunidades e individuos de escasos recursos”, agregó.

Vila denunció que con el proyecto se permite que las microrredes se nutran de energía fósil, y que no es hasta 2028 que prohíbe que se negocien nuevos contratos de generación con carbón.

Ayer, Seilhamer rechazó críticas de varios grupos que denunciaron la alegada prisa con que se evalúa la medida y que no tuvieron acceso a la vista pública, al sostener que tienen la oportunidad de presentar y ponencias.

Seilhamer recordó que la ley que permite la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica daba un período de 180 días para que se convierta en ley el marco regulatorio, necesario para que se comiencen a recibir ofertas.

El senador rechazó las denuncias de Vila, tras indicar que, en la medida que se establecen metas específicas para generación con fuentes renovables, el resto corresponde a fuentes fósiles.

La vista de ayer arrancó con la ponencia del Departamento de Hacienda, leída por el subsecretario auxiliar Ángel Pantoja Rodríguez. Hacienda consignó su oposición al proyecto, pero tras una intervención de Christian Sobrino, director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), la postura cambió.

Pantoja aclaró que favorecen la medida, pero que Hacienda necesita cuantificar el impacto al fisco de una exención sobre el pago del Impuestos de Ventas y Uso sobre equipo destinado para almacenar energía y una exención del mismo impuesto sobre el arrendamiento de ese equipo.

Pantoja se comprometió a presentar la información a la Comisión de Energía ayer mismo.

Seilhamer anticipó que el proyecto será atendido entre los días 2 y 3 de noviembre.


💬Ver 0 comentarios