La subsecretaria de HUD indicó que las próximas asignaciones de fondos   procurarán la participación comunitaria. (semisquare-x3)
La subsecretaria de HUD indicó que las próximas asignaciones de fondos procurarán la participación comunitaria. (Teresa Canino )

Mientras anunciaba el desembolso de $1,500 millones para la reconstrucción de Puerto Rico, el secretario del Departamento Vivienda y Desarrollo Urbano de EE.UU. (HUD, por sus siglas en inglés), Ben Carson, evitaba hacer referencias a la respuesta estadounidense a la emergencia que causó hace un año el huracán María en Puerto Rico.

Tampoco hizo alusión a los desencuentros que ha tenido su jefe, el presidente Donald Trump con la administración del gobernador Ricardo Rosselló Nevares en las últimas semanas.

Carson, quien representó ayer a Trump en la conmemoración del aniversario del huracán María en la isla, se limitó a señalar que la relación entre HUD y el gobierno de Puerto Rico ha sido muy positiva, y resaltó el impacto que tendrá el desembolso de fondos para la reconstrucción en la calidad de vida de los boricuas.

“Esto allana el camino para una recuperación rápida”, dijo Carson en una conferencia de prensa en La Fortaleza en la que participó Rosselló Nevares y la comisionada residente Jenniffer González. La representante de los puertorriqueños en la capital estadounidense, sin embargo, no participó en la sesión de preguntas y respuestas con la prensa.

Carson rechazó que este desembolso de fondos, que corresponde a la primera asignación aprobada por el Congreso para cubrir los desastres naturales ocurridos en el 2017, llegara con retrasos.

“Un año para (trabajar el desembolso de) estos fondos es bastante bueno”, aseguró Carson. Según las cifras oficiales del gobierno local, actualmente unas 60,000 familias tienen como techo los toldos azules que se instalaron durante los meses que le siguieron al temporal. Algunos de estos “blue tarps” se han deteriorado debido a que se supone que sean un remedio temporero.

Como parte del proceso para tramitar la asignación de fondos de desarrollo comunitario y recuperación de desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés) se elaboró un Plan de Acción para programar el uso de los fondos de la reconstrucción. El proceso de elaboración de este documento fue criticado debido al poco tiempo que se dedicó al proceso de consulta comunitaria.

La subsecretaria de HUD, Pamela Hughes Patenaude, quien en múltiples ocasiones ha visitado la isla para supervisar los trabajos asociados al huracán María, afirmó el miércoles en una entrevista con El Nuevo Día que para las asignaciones posteriores el gobierno de Puerto Rico ha acordado una mayor participación comunitaria.

En el Plan de Acción para estos $1,500 millones se reservan $1,000 millones para iniciativas de vivienda, $145 millones para proyectos de desarrollo económico y $100 millones para mejoras a la infraestructura de la isla. No se detalló qué pasaría con los $255 millones adicionales que se contemplan en este CDBG-DR.

En el renglón de vivienda, los fondos encaminarán iniciativas para resolver problemas de título de propiedad en comunidades, subsidiar alquiler de viviendas, proveer asesoría financiera a familias, relocalizar a personas que viven en zonas peligrosas y reconstruir o reparar casas afectadas por el huracán María.

“Esto es para la reconstrucción rápida”, dijo Rosselló Nevares.

Carson, por su parte, indicó que con los fondos no solo se reconstruirá lo que existía, sino que se procurará desarrollar una infraestructura que sea más resistente a temporales.

“La meta no es solo la restauración, sino ir más allá de eso”, puntualizó Carson.

Mientras eso sucede, el Departamento de la Vivienda local, agencia encargada de manejar estos fondos, procurará desarrollar la documentación necesaria para aprobar los $18,500 millones de la segunda asignación de fondos hecha por el Congreso para atender las jurisdicciones afectadas por desastres naturales.


💬Ver 0 comentarios