El hemiciclo del Senado en el Capitolio (semisquare-x3)
El hemiciclo del Senado en el Capitolio. (GFR Media)

El Senado descargó y aprobó esta tarde una resolución del senador del Partido Nuevo Progresista (PNP), Larry Seilhamer, que solicita al Congreso de Estados Unidos que exima parcialmente a la industria del transporte de gas licuado del cumplimiento de las Leyes de Cabotaje.

El documento legislativo también persigue el mismo trato para Alaska y Hawaii.

La resolución fue enmenada en sala para que disponga que la excención se mantendrá en vigor "hasta que los transportistas de la marina mercante de los Estados Unidos demuestren  haber alcanzado la capacidad de apoyar de manera confiable y competitiva la demanda de energía en Puerto Rico".

La  medida es favorecida por la Southern States Energy Board (SSEB), que colabora con el Senado en la confección del proyecto que delineará el marco regulatorio detrás de la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica.

El reclamo histórico de los sectores que favorecen el que Puerto Rico sea eximido de estas leyes se baja en cómo estos estatutos encarecen los bienes que llegan al país y que son transportados por la marina mercante más cara del mundo.

"El uso del gas natural es cónsono con la política pública energética de impulsar medidas de conservación y eficiencia energética enmarcadas en el crecimiento econóimcio de la isla...", reza parte de la exposición de motivos de la resolución.

La resolución ahora pasa a la Cámara de Representantes, donde el presidente del cuerpo legislativo, Carlos Méndez, se ha expresado a favor de la aplicabilidad de estas leyes en la isla. 

Diversos componentes del sector comercial del país han acusado al gobierno de suavizar su postura sobre este tema

De hecho, esta semana El Nuevo Día publicó que el gobernador Ricardo Rosselló había modificado su posición y que ahora favorece que la isla sea eximida de estas leyes si un estudio demuestra que encarecen los precios de los productos importados.


💬Ver 0 comentarios