Al centro, José Tirado, presidente del Sindicato de Bomberos, durante una conferencia de prensa en La Fortaleza. (semisquare-x3)
Al centro, José Tirado, presidente del Sindicato de Bomberos, durante una conferencia de prensa en La Fortaleza. (Alex Figueroa Cancel)

El Sindicato de Bomberos no descartó una paralización de labores si el gobierno no retiene los 50 puestos de bomberos que se perderían el 31 de octubre cuando expira un subsidio de fondos federales.

La organización también alertó que el Negociado del Cuerpo de Bomberos se podría quedar sin dinero para nómina a partir de mayo de 2019.

Así lo indicó hoy presidente del sindicato, José Tirado, al salir de una reunión con el secretario de la gobernación, Raúl Maldonado en La Fortaleza.

Tirado dijo que en la reunión les informaron que el gobierno estaba esperando por aprobación de fondos por parte de la Junta de Supervisión Fiscal para poder asignar $1.5 millones para contratar de forma permanente a esos bomberos.

El líder sindical añadió que quedaron en que serían convocados a una reunión antes del 31 de octubre para informarles sobre el resultado de las gestiones.

Sin embargo, el Sindicato de Bomberos no quedó satisfecho con la respuesta, pues observaron que el gobierno ha hecho movidas presupuestarias de mayor cantidad con otras agencias, como el aumento en el salario de policías y maestros.

“Si se acerca el 31 y no hay reunión, ya le estaremos informando al país los pasos a seguir, porque hay dos cosas: O la Fortaleza deja a Puerto Rico sin bomberos o los bomberos se reúnen en una asamblea permanente a esperar que el gobierno lo resuelva, porque ellos (el gobierno) son los que están declarando una huelga nacional”, sostuvo Tirado en conferencia de prensa.

“Haríamos una asamblea permanente para que el gobierno decida qué va a hacer con los bomberos”, insistió.

Los 50 puestos de bomberos funcionaron con fondos federales como parte de un programa que establece que al cabo de tres años, el 31 de octubre de 2018, el gobierno se quedará con esos bomberos en su plantilla regular.

Luego, a partir de noviembre, comenzaría otra asignación de fondos para pagar el 75% del salario de otros 70 de bomberos nuevos, pero por regla entre estos no pueden estar los 50 anteriores.

Mientras, Tirado dijo que en la reunión los funcionarios de la Fortaleza les informaron que tampoco era posible ese reclutamiento pese a que cerca de 80 bomberos se han ido del Negociado del Cuerpo de Bomberos desde el huracán María, por los recortes presupuestarios por $7.5 millones que la Junta le hizo a la agencia desde julio pasado.

“Según alegan hoy, al 31 de abril, Bomberos no tendrá chavos para pagarle a nadie”, expusoTirado. “Ellos dicen que durante este año fiscal se quedan dos meses, mayo y junio para pagar la nómina… Toda la nómina. Nos informan que el recorte al presupuesto bomberil fue tan serio que dejaron al descubierto mayo y junio de este año fiscal, sin dinero”.

“Nosotros tenemos una preocupación, porque aquí se ha hablado muchísimo, por ahí, de un recorte en la jornada laboral, y yo estaba pensando si eso es lo que nos van a traer cuando se acerque y se agote el presupuesto de este año, pero no sabemos la posición de ellos, porque según alegan, están haciendo un llamado a la Junta para atender esta crisis”, agregó.

De acuerdo con Tirado, actualmente el Negociado tiene asignadas 1,730 plazas de bomberos, pero tienen 320 vacantes.

Explicó que, al restar los que están por licencias de vacaciones, enfermedad y otras, quedan cerca de 900 bomberos activos, dejando muchas áreas del país con poco personal, lo que se agravaría si no se retienen los 50 puestos que expiran el 31 de octubre.

Comentó que al distribuir los bomberos activos por todas las estaciones, varios turnos se queda con tan solo un bombero en funciones.

“Sin estos 50 compañeros, San Juan se queda con 16 bomberos para cuatro turnos, cuando San Juan necesita 80 bomberos”, destacó Tirado, advirtió que ese panorama deja “en un grado de seguridad contra incendios a toda la zona metropoltiana, además de que dejan sin empleo a 50 padres de familia”.

Reacciona La Fortaleza

Por su parte, el subsecretario de la gobernación, Ricardo Llerandi, indicó en comunicado de prensa que no estaban de acuerdo con las reglas del programa federal que no permite incluir los 50 bomberos cuyos puestos expiran, dentro del programa que comienza en noviembre para subsidiar 70 puestos de bomberos.

“Sería más costo efectivo retener a los 50 bomberos que ya están en funciones y conocen el trabajo”, sostuvo Llerando. “Por eso la ruta que tenemos es destinar $1.6 millones para retener estos 45 bomberos (cinco ya se han ido) de fondos estatales que actualmente no están en el fondo general”.

“Durante la emergencia, los bomberos jugaron un rol protagónico como primera respuesta. En reconocimiento de su importante labor, exhortamos a la Junta que garantice los fondos solicitados, para poder garantizar la continuidad de los servicios de nuestros bomberos. Estos funcionarios siguen siendo esenciales para nuestra recuperación y para enfrentar cualquier emergencia futura”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios