(horizontal-x3)
En el Colegio Marista, en Guaynabo, han cerrado salones donde se han identificado un 10% de los estudiantes contagiados con influenza. (Luis Alcalá del Olmo)

En momentos en que los contagios semanales por influenza superan los 1,000 casos, el medicamento más recetado para combatir ese virus, Tamiflu, está escaso en una droguería y farmacias.

El formato del medicamento que más escasea es el líquido, que es el que se recomienda a nivel pediátrico. Las últimas estadísticas del Departamento de Salud apuntan consistentemente a que es la población de menores -de cero a nueve años- en la que más casos se han confirmado, aunque ya los contagios se extienden a todas las edades.

“Una de las dos droguerías (que le suple a las farmacias este producto) no tiene (abastos), pero dicen que esperan tener esta semana. La otra (droguería) aún tiene”, dijo Elliot Pacheco, dueño de la Farmacia Reyes, en Cayey.

Esa escasez en las droguerías puede provocar que limiten las cantidades que pueden comprar las farmacias, explicó Idalia Bonilla, de la Asociación de Farmacias de Comunidad. Para manejar esa situación y como han hecho otros años, las farmacias han tenido que hacer preparaciones líquidas a base de las cápsulas del medicamento, sostuvo Bonilla.

“El problema (mayor) sería que se acabe el medicamento (en su modalidad de) genérico”, dijo.

Elda Sierra, de Coopharma, resaltó que la escasez del Tamiflu en suspensión -un líquido más espeso- no es un problema local sino que se ha sentido también en Estados Unidos.

“Las compañías (manufactureras) siempre hacen unas proyecciones (de las ventas esperadas). No es que no hayan hecho abastos suficientes, es que se ha enfermado demasiada gente”, señaló. El Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) divulgó en su informe del viernes pasado que ya se había confirmado 37 muertes de menores por influenza en Estados Unidos.

Ayer, el Departamento de Asuntos del Consumidor ordenó congelar los precios de algunos de los productos más utilizados para prevenir y tratar la influenza, como analgésicos, artículos de desinfección personal, antibacteriales y los antivirales Zanamivir y Oseltamivir.

El titular de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, anunció ayer en radio que la agencia está a punto de emitir “alerta de influenza”. Salud convocó una conferencia de prensa sobre este tema para hoy.

Cierran salones

El alto nivel de contagio continúa impactando a las escuelas. El Colegio Marista, en Guaynabo, es uno de los planteles que ha tomado medidas por el número de estudiantes contagiados.

El hermano Balbino Juárez, presidente de la escuela, recibió ayer a este diario y explicó el protocolo que activaron para prevenir y controlar los casos. Dijo que, para la época de Acción de Gracias y Navidad, comenzaron a notarun alza de casos de influenza, por lo cual cerraron varios salones por cinco días para hacer una limpieza profunda y romper la cadena de infección.

En las últimas dos semanas, cerraron las tres aulas de noveno grado y una de octavo por cinco días, luego de consultar con Salud. Ayer, identificaron seis casos confirmados entre sus 1,300 alumnos.

“Cuando llegamos al 10% (de casos en un salón), se toma la decisión de que no vengan por cinco días”, resaltó Juárez.

El Nuevo Día también visitó ayer el Colegio Rosa Bell, en Guaynabo, donde, según supo este diario, han surgido casos de influenza, por lo cual han tomado medidas para controlarlos. Sin embargo, Eduardo Rodríguez, director de la escuela, no quiso emitir comentarios sobre el asunto.


💬Ver 0 comentarios