El presidente interino de la UPR, Darrel Hillman, junto al profesor Walter Alomar Jiménez, quien preside la Junta de Gobierno de la institución. (horizontal-x3)
El presidente interino de la UPR, Darrel Hillman, junto al profesor Walter Alomar Jiménez, quien preside la Junta de Gobierno de la institución. (David Villafañe)

A horas del nombramiento del presidente interino de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Darrel Hillman Barrera, empezaron los cambios en el 1187 de la calle Flamboyán, en el Jardín Botánico Sur.

El flamante nuevo presidente cuenta con un nuevo director ejecutivo, Marcos Román, un licenciado que ocupaba un puesto en la División de Asuntos Legales de la Administración Central.

Román reemplazará a Yvonne Huertas. 

Dos fuentes de El Nuevo Día indicaron que Huertas se despidió el jueves de sus colegas para regresar a su cátedra en el Recinto de Río Piedras.

La secretaria Claribet Santana también regresó a su puesto en el área de administración luego de atender los asuntos de los pasados presidentes Uroyoán Walker, Nivia Fernández y Celeste Freytes. 

Ese puesto ahora lo ocuparán Adaliz Pérez y Carmen Febres, antiguas secretarias del expresidente Miguel Muñoz.

Con esos cambios, el catedrático de la Escuela Dental del Recinto de Ciencias Médicas comienza a armar un equipo de trabajo que, según las fuentes, dejará plantado cuando abandone el cargo en unos meses.

Todavía no queda claro el tiempo que el nuevo presidente permanecerá en el cargo. Pero las dos fuentes universitarias indicaron que perciben una intención de abortar el proceso de selección del presidente en propiedad y que cuenta con cinco candidatos. 

Una fuente señaló que se distingue en el ambiente un interés por nombrar a un presidente o presidenta “sin apego” hacia la UPR para que pueda adelantar un plan de trabajo, que se anticipa complicado debido al recorte millonario en el presupuesto de la institución.


💬Ver 0 comentarios