Esta no es la primera manifestación que realiza la Heend en la UPR. (GFR Media) (semisquare-x3)
Esta no es la primera manifestación que realiza la Heend en la UPR. (GFR Media)

Los portones del recinto de Río Piedras y la administración central de la Universidad de Puerto Rico (UPR) permanecen cerrados hoy, jueves, por la Hermandad de Empleados No Docentes (Heend) que reclama la firma del nuevo convenio colectivo de los trabajadores.

Aunque el acceso de los vehículos está limitado por la manifestación, los estudiantes, profesores y empleados pueden entrar caminando a las facilidades. Se espera que el acceso sea reabierto luego del mediodía.

José Torres, vicepresidente de la organización sindical, afirmó que la protesta se produce luego de que la administración universitaria se retirara de la mesa de negociación del convenio colectivo que venció en 2017.

Según el líder laboral, la ficha de tranque entre ambas partes es la cláusula sobre las exenciones de matrícula que está en el convenio vigente pero que la Junta de Gobierno eliminó “unilateralmente”.

La Heend reclama que dichas exenciones, que aplican a los empleados de la UPR y sus hijos, permanezcan hasta diciembre de 2018 y que luego se negocien las adicionales.

Sin embargo, Torres afirmó que la administración universitaria no aceptó la propuesta que realizaron “para bajar los ánimos”.

“Lo más justo que puede pasar y el mayor orgullo que puede tener un dirigente es que los hijos de los empleados se puedan preparar”, afirmó el líder sindical.

Datos de la Heend sostienen que de 12,000 empleados que tiene la UPR, solo 300 solicitaron acogerse a la exención de matrícula que gozan los trabajadores desde 1972.

Asimismo, de 55,000 estudiantes que tiene el sistema, solo unos 600 estudiantes que son hijos de empleados de la universidad solicitaron el beneficio.

“Nosotros estamos planteando que las cláusulas de exenciones de matrícula están contenidas en nuestro convenio y está vigente”, recalcó.

La Heend lleva negociando su convenio colectivo desde 2017 y, desde entonces, el proceso ha pasado por tres presidentes de la universidad. Nivea Fernández, Darrel Hillman y ahora Jorge Haddock.

Aunque con Hillman habían llegado a unos acuerdos que hasta lograron firmar, con la llegada de la nueva Junta de Gobierno el panorama cambió.

“Ellos (la administración) tienen una agenda personal de que su poder lo tienen y que es ilimitado y no les interesa. Su visión de la universidad es como servirse de ella por eso tratan de destruir nuestro retiro, por eso aumentaron desmedidamente las matrículas a los estudiantes y están yendo contra todo lo que sea trabajador universitario”, sostuvo Torres.

Reacciona el presidente de la UPR

El presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jorge Haddock, rechazó que la administración universitaria haya puesto fin a la negociación del convenio colectivo de la Hermandad de Empleados Exentos no Docentes (Heend) y sostuvo que aún evalúan las propuestas que presentó el sindicato.

En declaraciones escritas, Haddock sostuvo que están evaluando las alternativas disponibles para otorgarles ayudas económicas a los estudiantes que se benefician de exenciones en los costos de matrícula, entre los que están los empleados de la Heend y sus hijos. La Junta de Supervisión Fiscal le ha ordenado a la UPR que elimine la mayoría de estas ayudas.

“Es nuestra responsabilidad atender los reclamos y necesidades de nuestros atletas, artistas, estudiantes destacados y con necesidad económica, y no limitarnos a ofrecer las ayudas a un solo sector, como solicita el gremio”, expresó el presidente universitario.

Haddock sostuvo que, contrario a lo informado por líderes del sindicato, la administración universitaria “no se levantó de la mesa de negociación”, sino que fueron los miembros de la Heend.

“Hacemos un llamado al diálogo, pues todos conocen las repercusiones negativas que tiene cualquier tipo de interrupción de labores o clases en los recintos, especialmente en tiempo de exámenes finales.  Además, ese tipo de acción afecta la imagen del primer centro docente de Puerto Rico y el reclutamiento de estudiantes.  Esto, a su vez, provoca la disminución de ingresos y obliga a realizar mayores ajustes económicos.  Retomemos el diálogo para auscultar juntos las alternativas que mejor beneficien a nuestros estudiantes y empleados”, indicó el presidente.


💬Ver 0 comentarios