En estado crítico el  Instituto Loaíza Cordero (horizontal-x3)
Las ramas de un árbol destrozaron parte de la verja del centro educativo, que tiene una matrícula de 174 estudiantes. (Teresa Canino)

El paso cercano del huracán Irma por el norte de la isla provocó que la rama de un árbol destruyera parte de la verja del Instituto Loaíza Cordero, en San Juan, y que el servicio de electricidad se interrumpiera por varios días. Pero más allá de eso, sacó a relucir los problemas de infraestructura y plagas que han aquejado a la escuela por años sin que nadie los atienda adecuadamente.

La escuela pública, que por años se especializó en la enseñanza de estudiantes con limitaciones visuales, tiene infestaciones de comején en todos sus edificios -particularmente en el edificio principal, construido en la década de 1920- y hasta una colonia de palomas se ha reubicado en el segundo nivel de una de las estructuras, relató el director escolar Luis Manuel Díaz Salamán.

Ayer, la escuela ya tenía agua y luz, pero las ramas de los árboles que los vientos del huracán Irma tumbaron aún cubrían parte del terreno de seis cuerdas.

Desde la semana pasada, brigadas de Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas (OMEP) han estado limpiando el plantel. Pero en el proceso de limpiar la hojarasca acumulada por meses en el patio encontraron varias alcantarillas sin tapas o con las cubiertas destruidas, destacaron maestros que solicitaron no ser identificados.

“No le dieron mantenimiento preventivo a la estructura de la escuela y el huracán se encargó de sacar lo que había. Aquí están limpiando el patio, pero no están bregando con nada en el interior”, sostuvo Díaz Salamán. “Como está, la escuela no puede recibir estudiantes. Con la salud de los estudiantes no se juega”, añadió el director.

El centro educativo tiene una población de 174 estudiantes, tanto de corriente regular como matriculados en el Programa de Educación Especial.

El gerente general de la OMEP, Carlos Santiago, visitará la escuela hoy para evaluar los problemas denunciados por el director, informó la directora de Prensa y Comunicaciones de Educación, Yolanda Rosaly.

La Loaíza Cordero es una de 48 escuelas públicas en las que aún no han reiniciado las clases tras la emergencia provocada por el huracán Irma.

De acuerdo al Departamento de Educación, estos planteles no están listos para recibir estudiantes debido a la falta de servicio de agua potable, la necesidad de fumigar las estructuras o porque aún hay tendido eléctrico en el suelo.


💬Ver 0 comentarios