La resolución a la Casa Blanca una exención temporal de 10 años por la vía administrativa y al Congreso una dispensa permanente, con respecto al transporte de productos energéticos. (AP / Amulfo Franco) (horizontal-x3)
La resolución a la Casa Blanca una exención temporal de 10 años por la vía administrativa y al Congreso una dispensa permanente, con respecto al transporte de productos energéticos. (AP / Amulfo Franco)

Washington - En medio de la presión de la industria naviera, la Junta de Energía de los Estados del Sur de Estados Unidos engavetó esta tarde la resolución que buscaba respaldar una exención temporal o permanente para Puerto Rico en las normas federales de cabotaje para el transporte de productos energéticos.

Tanto el vicepresidente del Senado de Puerto Rico, Larry Seilhamer, como el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, Eduardo Bhatia, y el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), José Aponte, confirmaron que la medida quedó descarrilada después de una fuerte presión de la industria marítima, que habrían tenido el respaldo del senador federal por Misisipi Roger Wicker.

La reunión de la Junta de hoy, que tuvo lugar en la ciudad de Biloxi, Misisipi,  estuvo presidida por el gobernador de ese estado, Phil Bryant, quien, sin embargo, dijo que hará gestiones con la Casa Blanca a favor de una exención temporal por la vía ejecutiva, indicaron.

Para los senadores, los miembros de la Junta de Energía de los Estados del Sur estaban a favor de la idea, pero no estaban dispuestos a ir por encima de la presión de la industria naviera.

La organización ha sido un enlace clave para el gobierno de Puerto Rico y el Departamento de Energía de EE.UU., de cara al proceso que busca rehacer la red eléctrica de la isla para convertirla en un sistema moderno y fuerte.

Bajo la ley Jones de 1920, el transporte de carga entre Estados Unidos y Puerto Rico tiene que hacerse en barcos de matrícula, propiedad y tripulación estadounidenses, que son los más caros.

La resolución que se había presentado y quedó a un lado proponía a la Casa Blanca una exención temporal de 10 años por la vía administrativa y al Congreso una dispensa permanente, con respecto al transporte de productos energéticos, tomando en consideración la devastación causada por el huracán María y los esfuerzos por rehacer la red eléctrica.

Seilhamer había adelantado hace unas horas que “las fuerzas de la industria marítima” presionaban a los gobernadores y legisladores estatales miembros de la Junta de Energía de los Estados del Sur. Ese mensaje lo recibieron tan pronto llegaron ayer al aeropuerto de Biloxi.

“El ambiente era positivo para unirse a la petición de Puerto Rico, pero los astilleros de Misisipi activaron sus cabilderos para que se engavetara”, indicó el senador Bhatia.

"Lo que buscábamos aquí era el apoyo de los propios estados que producen gas. Y rehusaron unirse al reclamo de Puerto Rico. Pues entonces que Puerto Rico le compre gas a otros países. Es un llamado a despertar para… liberarnos de la dependencia a los combustibles fósiles y avanzar en la transición a energía solar. Si quieren jugar pelota dura, tenemos que estar listos para abandonar ese mercado de combustibles fósiles”, agregó Bhatia.

Por su parte, el representante Aponte sostuvo que “volvemos a revivir lo que es el discrimen contra ciudadanos americanos”.

Contradictoriamente, en la sesión, el secretario adjunto para Energía de Combustible Fósil, Steven Winberg, narró que las propias empresas navieras estadounidenses transportan en embarcaciones construidas fuera de EE.UU. gas natural a países como Rusia y China.

La Junta de Energía de los Estados del Sur reúne a gobernadores y legisladores de 16 estados, Puerto Rico e Islas Vírgenes estadounidenses.

Bhatia sostuvo que es absurdo que los estados productores de gas natural rehusaran "unirse al reclamo de Puerto Rico".

Los 16 gobernadores que pertenecen al grupo son republicanos y su respaldo hubiese representado un impulso a la idea de eximir a Puerto Rico, por lo menos parcialmente, de las normas federales de cabotaje.

Tanto el Senado como la Cámara de Representantes de Puerto Rico habían aprobado expresiones de apoyo a la resolución del senador Seilhamer y el senador estatal de Arkansas, Gary Stubblefield.


💬Ver 0 comentarios