Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
A ocho meses del huracán María, la AEE no ha logrado restablecer la luz en todo el país. (GFR Media)

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) quedaría desprovista de resguardo en caso de apagones si el gobierno de Puerto Rico no logra la extensión que solicitó para que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos permanezca en la isla a cargo de la operación de generadores que sirven de back up al sistema.

El representante autorizado del gobernador ante la Agencia Federal para el Maneio de Emergencias (FEMA), Omar Marrero, aseguró que la isla quedaría en un estado de indefensión porque estos generadores han servido de “plan b” para la AEE cuando han ocurrido apagones, como el del 18 de abril.

Por esa razón, el gobierno solicitó a FEMA una segunda extensión en la cubierta total para la categoría A y B del Programa de Asistencia Pública. La categoría A cubre la remoción de escombros y está vigente hasta el 17 de junio. La categoría B cubre medidas de protección de emergencia y está vigente hasta mañana. Esa categoría no solo incluye los generadores, sino también la restauración de viviendas, el programa Tu Hogar Renace, reparaciones de la red energética, desalojo y refugio, seguridad, búsqueda y rescate e, incluso, el programa de refugio federal, conocido por sus siglas en inglés: TSA.

Ambas categorías se sufragan con fondos de FEMA en un 100% hasta las fechas de vigencia. De no lograrse una extensión autorizada por FEMA, el gobierno de Puerto Rico deberá pagar el 10% de los costos, que actualmente están cubiertos para proveer energía temporera a través de generadores y restaurar el sistema eléctrico, entre otros.

El gobierno pide una extensión de 90 días para la categoría A y, de 180 días, para la categoría B. Pese a la importancia del asunto, las extensiones fueron solicitadas el pasado 29 de abril. En la carta que envió Marrero a FEMA, lamenta no haber pedido antes la extensión al reconocer que los generadores son “críticos” para darle estabilidad al sistema eléctrico.

“Se está solicitando porque aún hay puertorriqueños y puertorriqueñas con unas necesidades que nos obligan a solicitar estas extensiones debido a que, sin ellas, se nos haría bien difícil -por la situación fiscal en la que nos encontramos- poder hacernos responsables del costo”, dijo Marrero en entrevista telefónica.

“Todo ese trabajo tiene un costo. Si nosotros no pedimos la extensión del 100%, tendríamos que pagar un 10%. Para nosotros, es crítico tener esta extensión o, de lo contrario, tendríamos que parar algunos programas. No podríamos hacerlos”, añadió.

Marrero destacó la importancia de la categoría B y, sobre todo, de los generadores, por la “fragilidad” del sistema energético.

“Aunque ya pasaron unos meses (del azote del huracán María) y estamos a punto de llegar al 100% de clientes con energía, la realidad es que el sistema se restauró, pero no se reconstruyó. El trabajo que se ha hecho es restaurar el servicio, pero no se ha reparado”, explicó el funcionario.

“La red es frágil porque lo que se construyóes frágil. A la hora que tú quites los generadores, significa que no tienes los generadores de back up. Nos pone en una situación de indefensión, que nos deja sin el plan B. Si la luz se va -como el 18 de abril- teníamos generadores”, agregó.

Precisó que la petición de extensión a la categoría B surge a raíz de una solicitud directa que le hizo la AEE, mediante carta el pasado 27 de abril.

En la misiva, dijo Marrero, la AEE pide al GAR que se extienda por 180 días adicionales el suplido temporero de energía a través de megageneradores que funcionan como microrredes. Esos megageneradores están ubicados en Palo Seco y Yabucoa. También pide la extensión para mantener 850 generadores ubicados en diversas instalaciones, como cuarteles policiales, estaciones de bomberos, estructuras de la AEE y de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, indicó Marrero. Esos generadores han entrado en acción cuando el sistema eléctrico ha fallado o han ocurrido apagones. Pero esos aparatos no solo los instaló el Cuerpo de Ingenieros, sino que esa entidad también les da mantenimiento y suple el combustible que necesitan para operar.

Marrero destacó que la AEE le comunicó “por escrito” que los generadores son tan vitales que, si tenían que pagar el 10%, “ellos lo harían”.

La AEE no contestó la petición de El Nuevo Día para dar detalles de dónde provendría este dinero, debido al estado de sus finanzas, por el que hace solo unos meses recibió un préstamo del Fondo General.

“En la medida que se necesiten esos generadores, tienen que activarse”, sostuvo Marrero, quien enfatizó en la necesidad de los generadores.

Distintos énfasis

Por su parte, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, solicitó a FEMA la extensión para que las brigadas del Cuerpo de Ingenieros que reparan la red eléctrica permanezcan en Puerto Rico.

Recalcó que extender la permanencia del Cuerpo de Ingenieros en la isla es la mejor manera para continuar con “la intensidad” en los trabajos de restauración de la red eléctrica, en vez de que la AEE recurra a contratos para realizar el trabajo, lo que auguró que tomaría más tiempo.

FEMA confirmó que se trata de pedidos distintos y que “cualquier solicitud oficial que se envié a FEMA tiene que venir del gobernador”.

La solicitud de extensión de la categoría A y B “se encuentra actualmente en revisión”, dijo por escrito la portavoz de FEMA, Delyris Aquino.

El énfasis del pedido del GAR no solo contrasta con el de González sino que, cuando el director ejecutivo de la AEE, Walter Higgins, depuso recientemente en el Congreso, aseguró que las brigadas de la AEE estaban listas para atender la restauración ante la salida del Cuerpo de Ingenieros, lo que alcaldes que aún tienen miles defamilias sin luz cuestionaron.

Ayer, la AEE también envió declaraciones escritas en las que afirma que “prefieren que el Cuerpo de Ingenieros permanezca enPuerto Rico para asegurar la mayor cantidad posible de trabajadores”.


💬Ver 0 comentarios