Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

torre de la universidad de puerto rico, recinto de río piedras (semisquare-x3)
La Junta de Retiro detalla en su resolución que, de 2009 al presente, en la UPR se han congelado sin reposición unas 1,000 plazas de trabajo. (Xavier J. Araújo Berríos)

La Junta de Gobierno del Sistema de Retiro de la Universidad de Puerto Rico (UPR) advirtió en una resolución que los recortes de gastos que se apliquen en esa institución pública podrían poner en peligro las 8,465 pensiones que paga actualmente, así como las futuras.

En una resolución aprobada el pasado 14 de febrero, previo a la renuncia de la entonces presidenta interina de la UPR, Celeste Freytres; la Junta de Gobierno denuncia que no ha sido consultada para la elaboración del plan fiscal de la universidad y que, de adoptarse las propuestas de la Junta de Supervisión Fiscal para recortar los gastos universitarios en $300 millones, el Sistema de Retiro podría quedar insolvente.

“El proceso adoptado por la UPR para atender los requerimientos de la JFC (junta de control fiscal) y el Gobierno de Puerto Rico no ha incorporado la participación de la Junta de Retiro, organismo representativo de todos los participantes del Sistema de Retiro de la UPR que cuenta con 10,541 empleados activos y 8,465 pensionados”, indica la resolución, que firma el presidente de la Junta de Retiro, Eduardo Berríos Torres.

En el documento, la Junta de Retiro de la UPR -un órgano independiente con 20 directivos que representan los distintos sectores de la comunidad universitaria- urgió a la Junta de Gobierno de la UPR a que “no perpetúe” la congelación de plazas de trabajo y que “no implante” reducciones de salarios y jornadas laborales, porque estas medidas “tienen un efecto multiplicador negativo en la solvencia del Fondo de Retiro de la UPR”.

“Adoptar estas medidas pone en riesgo el retiro digno de los participantes activos y jubilados, el cual es un derecho y no un privilegio”, indica la resolución.

La Junta de Retiro detalla en su resolución que, de 2009 al presente, en la UPR se han congelado sin reposición unas 1,000 plazas de trabajo, lo que ha significado una reducción de $20 millones en los recaudos del fondo de retiro de los empleados de la universidad del estado.


💬Ver 0 comentarios