Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La falta de entrenamiento y la escasez de recursos para combatir el crimen son las debilidades más preocupantes que tiene la Policía y el superintendente designado, Héctor Pesquera, confía en que conseguirá la forma de sanar ese cuerpo con ayuda federal.


💬Ver 0 comentarios