(semisquare-x3)
En la foto, el comisionado de la Policía Henry Escalera. (Xavier J. Araújo Berríos)

El comisionado de la Policía, Henry Escalera, expresó esta tarde que la responsabilidad para retomar funciones en la Academia de la Policía no solo recae en el gobierno central, sino que requiere de la cooperación de la Junta de Supervisión Fiscal.

Las declaraciones de Escalera surgen luego que el juez federal Gustavo Gelpí ordenó que la Academia comience clases en febrero de 2019. En 2015 fue la última vez que se graduaron unos cadetes.

“Siempre hemos estado de acuerdo con la necesidad de reclutar más policías. Ahora, es importante indicar que ante la situación fiscal que atraviesa Puerto Rico y los controles fiscales impuestos por la Junta de Supervisión Fiscal, el cumplir con la directriz emitida no depende solo del gobierno de Puerto Rico”, dijo.

"Hay que tener una conversación con la Junta de Supervisión Fiscal para garantizar la flexibilidad presupuestaria que nos permita establecer el mecanismo de adiestramiento y poder conformar una academia. Es la única manera de poner a la Policía en posición de cumplir con la Orden Emitida hoy", añadió.

En su orden a través del expediente electrónico del caso de la Reforma de la Policía, Gelpí indicó que es más importante el comienzo y la fluidez de una nueva clase, que el total de la matrícula.

Un estudio de necesidades realizado por Vision 2 Action y que se le presentó en mayo a Gelpí reveló que la Policía necesita unos 1,183 agentes adicionales en la calle.


💬Ver 0 comentarios