El secretario de Estados de Estados Unidos, Mike Pompeo. (GFR Media) (semisquare-x3)
El secretario de Estados de Estados Unidos, Mike Pompeo. (GFR Media)

Washington - El secretario de Estado, Mike Pompeo,minimizó hoy la amenaza de Corea del Norte de reanudar su programa nuclear si Washington no hace concesiones en el diálogo bilateral, y anunció que se reunirá esta semana en Nueva York con el responsable de la inteligencia norcoreana, Kim Yong-chol.

Pompeo restó importancia a la advertencia planteada este sábado por Piongyang, que amenazó en un comunicado con reactivar su programa atómico "si Estados Unidos mantiene su comportamiento arrogante sin mostrar ningún cambio en su posición".

"No me preocupa la retórica, es algo que hemos visto a medida que avanzamos en las negociaciones", dijo Pompeo en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense Fox News.

"Sabemos con quién estamos negociando, y el presidente Trump ha dejado su posición muy clara: no habrá alivio económico (para Corea del Norte) hasta que hayamos logrado nuestro objetivo final", agregó, en aparente referencia a la desnuclearización del país.

El responsable de Exteriores estadounidense se mantuvo así firme en la negativa de Washington a suavizar sus sanciones económicas hasta que se complete el proceso relativo al programa nuclear norcoreano, pese a las peticiones de Piongyang de que EE.UU. levante progresivamente esas restricciones.

Pompeo confirmó también que esta semana se reunirá en Nueva York con Kim Yong-chol, una figura clave en el deshielo por el que ha apostado este año el régimen de Pionyang.

"Me reuniré esta semana en Nueva York con mi homólogo (sic), Kim Yong-chol, para continuar las conversaciones sobre desnuclearización", apuntó el jefe de la diplomacia estadounidense.

El objetivo de la reunión sería concretar una segunda cumbre entre los líderes de ambos países, Donald Trump y Kim Jong-un, para desatascar el diálogo para la desnuclearización de Pionyang que se inició durante la histórica cita de junio en Singapur.

Trump ha expresado su voluntad de programar pronto esa segunda cumbre, pero su asesor de seguridad nacional, John Bolton, apuntó recientemente a que la cita podría retrasarse a principios de 2019, lo que dilataría el proceso de diálogo.

Pompeo visitó Piongyang hace un mes para preparar esa cumbre y se reunió con Kim Jong-un, pero no dio señales de que la cita hubiera producido grandes avances de cara a un segundo encuentro de líderes.


💬Ver 0 comentarios