Manuel Laboy, secretario de Desarrollo Económico y Comercio. (GFR Media) (semisquare-x3)
Manuel Laboy, secretario de Desarrollo Económico y Comercio. (GFR Media)

La Oficina de Ética Gubernamental (OEG) mantiene activa una investigación contra el secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy, por hechos ocurridos hace 11 meses, por las destituciones en la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) en medio del escándalo de presunto acoso sexual.  

La portavoz de prensa de la OEG, Jennifer Rodríguez, confirmó a este diario que el asunto es investigado por la oficina desde junio de este año, tras determinar que tiene jurisdicción para evaluar los planteamientos éticos contra Laboy.

El Nuevo Día supo que la investigación comenzó tras recibir un planteamiento del exdirector de Planificación y Desarrollo de la CTPR, Saúl Suárez, quien fue destituido el 9 de enero por órdenes de Laboy, y restituido esa misma noche por el gobernador, Ricardo Rosselló.   

Suárez alegó que las actuaciones del ingeniero Laboy violaron el Artículo 4.2 (o) de la Ley de Ética Gubernamental, que prohíbe que un funcionario público usurpe un cargo o encomienda para el que no ha sido nombrado o designado.

“Al llegar, en guaguas negras con luces azules al edificio, cual operativo policial y con actitud altanera, prepotente y humillante, el secretario del DDEC se apoderó del Salón de Conferencias I del Edificio La Princesa en la CTPR”, lee el documento de ocho páginas.

“Procedió a solicitarme la renuncia a mi puesto en la CTPR por no tener su confianza”, continúa narrando más adelante.

Otras tres personas fueron destituidas ese día a sus puestos de confianza en la Compañía de Turismo, según se alega en la declaración. 

Laboy acudió a esa agencia para pedir la renuncia de Suárez y del director de Recursos Humanos y Administración, Jovani Narváez, luego de que La Fortaleza anunció la destitución del entonces director de esa agencia, José Izquierdo.  La destitución ocurrió al tiempo en que se había activado un protocolo de hostigamiento sexual por denuncias en su contra.

Según el planteamiento ante la OEG, Laboy removió también de sus puestos de confianza a otras dos empleadas de carrera. Una de ellas, alegó discrimen político ante la Oficina de Recursos Humanos de la CTPR, reza el documento.

Las destituciones de Suárez y Narváez fueron detenidas por orden del gobernador, Ricardo Rosselló, quien posteriormente, sostuvo que no se habían hecho conforme a la ley.

Además de ser secretario del DDEC, Laboy ostenta el cargo de presidente en la Junta de Directores de la CTPR. 

Incluso, el secretario de Estado, Luis Gerardo Rivera Marín, había indicado a la prensa que entendía que Laboy “es la autoridad nominadora de la Compañía de Turismo” como presidente de su junta. 

Planteamientos legales

Uno de los planteamientos ante la OEG es que “por ser presidente de la Junta de Directores, el secretario no tiene facultades ejecutivas, de hecho su poder, es igual a los otros seis miembros y necesita ser utilizado de forma colegiada”.

“El secretario Laboy no es el director ejecutivo de la CTPR ni se le ha nombrado ni se le delegaron sus poderes, por lo que con sus actuaciones violó flagrantemente el Art. 4.2(o) de la Ley Orgánica de la OEG”, plantea la misiva enviada el 18 de junio de 2018.

La OEG tiene corriendo, paralelo a esto, el descubrimiento de prueba como parte del proceso adjudicativo contra Izquierdo, en el que se expone a una multa de hasta $40,000. La oficina encontró que Izquierdo abusó de su autoridad para obtener un beneficio personal.

Por su parte, el Tribunal Supremo está pendiente de resolver la queja por conducta profesional contra el abogado Suárez por haber insultado a una abogada que labora en el DDEC. El procurador general, Isaías Sánchez, suplicó al tribunal que esa queja sea archivada, pues las ofensas infligidas no son razón suficiente para el desaforo.


💬Ver 0 comentarios