Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

Si usted no quiere contagiarse con el virus del chikungunya, debe cuidarse. De lo contrario, en algún momento será presa de este virus, reiteró la epidemióloga del Estado, Brenda Rivera.

"La importante aquí es seguir las recomendaciones. En algún momento te va a dar (el virus), pero lo que no queremos es que le dé a todo el mundo de cantazo. Para no impactar adversamente la economía y la vida diaria del puertorriqueño", sostuvo la funcionaria.

Destacó que aún el virus no ha llegado a su punto pico y no se sabe cuándo esto podrá ocurrir. Ya se han confirmado 2,974 casos por laboratorio. Mientras tanto, hay otros 13,224 casos sospechosos.  

"Es difícil comparar porque es la primera vez que llega aquí. Quizás en un año podemos hablar de tendencia, ya tenemos suficiente gente allá afuera con la enfermedad", dijo.  

Para evitar el contagio, las autoridades sanitarias del país recomiendan usar repelente. También recomiendan vaciar todo envase o limpiar cualquier área que acumule agua limpia en donde el mosquito puede poner huevos.

El mosquito Aedes Aegypti es el que transmite el chikungunya y el dengue.

"La actividad de dengue está bajita. Pensamos que están diagnosticando algunos casos de dengue como chikungunya y posiblemente eso ha afectado un poco el reporte", explicó Rivera.  

Los síntomas del chikungunya comienzan, por lo general, de 3 a 7 días después de ser picado por la hembra del mosquito Aedes aegypti. Los síntomas más comunes incluyen fiebre, dolor intenso en las articulaciones, dolor muscular y sarpullido, entre otros. Los médicos recetan medicamentos para combatir los síntomas principales: el dolor y la fiebre. No hay vacuna contra este virus.

Sobre la posibilidad de que haya una vacuna en el futuro, Rivera dijo que se aunque hay investigaciones en curso "no es algo que vaya a estar disponible a corte plazo". 

"La clave es la prevención, la protección personal y evitar los criaderos", reiteró.  


💬Ver 0 comentarios