La falta de recursos pone en riesgo tanto la seguridad de los bomberos como de la ciudadanía. (semisquare-x3)
La falta de recursos pone en riesgo tanto la seguridad de los bomberos como de la ciudadanía. (GFR Media)

El Negociado del Cuerpo Bomberos tiene 289 plazas vacantes, lo que impide manejar efectivamente las 96 estaciones en toda isla, al igual que los vehículos y otro equipo esencial que se utiliza en emergencias como la ocurrida el miércoles en un negocio en Bayamón.

Además, el alto nivel de burocracia, tras la consolidación de esa entidad bajo el Departamento de Seguridad Pública (DSP), le resta agilidad para atender situaciones recurrentes como la compra de gomas o baterías.

El presidente del Sindicato de Bomberos de Puerto Rico, José Tirado García, aseguró que los bomberos trabajan en condiciones que no solo atentan contra su seguridad, sino contra la del pueblo.

Es uno de los peores momentos en la historia de los bomberos. Yo he trabajado cerca de 40 años en los Bomberos y nunca había vivido una crisis como esta”, afirmó Tirado García.

Precisó que el Negociado del Cuerpo de Bomberos cuenta con 1,730 plazas. Destacó que actualmente hay más de 240 vacantes y pronto se sumarán 50.

Tirado García explicó que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) subsidia, hace dos años, unas 50 plazas para bomberos mediante el Programa de Subvención para Respuesta y Reclutamiento Adecuados para Bomberos (SAFER, en inglés).

No obstante, a partir del mes próximo, se quedarán sin esos 50 bomberos.

Recalcó que, aunque hay interesados en trabajar como bomberos, la última vez que se realizó una graduación de estos servidores fue hace cinco años.

Reconoce la crisis

El comisionado del Negociado de Bomberos, Alberto Cruz Albarrán, confirmó la información provista por Tirado García. Pero advirtió que la cifra de vacantes es mayor.

Tengo que decir que sí, que Bomberos tiene unas 289 plazas vacantes. Eso es una realidad. Eso nunca hemos dicho que no es cierto. Que la última academia fue hace cinco años, también es correcto. Y el contrato de FEMA para (emplear) bomberos vence ahora el 7 de septiembre”, apuntó Cruz Albarrán.

Hicimos la solicitud, la petición presupuestaria (para cubrir el salario de los 50 bomberos). Fue aprobada por la Legislatura, pero la Junta (de Supervisión Fiscal) no la aprobó. No obstante, lo que hicimos es que sometimos toda la documentación al ente federal (FEMA) para poder contratar nuevamente a estos compañeros por dos años adicionales”, continuó.

Ayer, no hubo respuesta alguna de un portavoz de la JSF.

Mientras, a solicitud de El Nuevo Día, FEMA proveyó información de SAFER, pero, al cierre de esta edición, no pudo precisar el status de la petición para extender el programa, creado para proveer fondos directos a los departamentos de bomberos y a las organizaciones voluntarias con intereses relacionados.

La subvención SAFER juega un papel importante para Puerto Rico en la implantación del Sistema Nacional de Preparación, al apoyar los esfuerzos para establecer y mantener las capacidades fundamentales a través de la prevención, protección, mitigación, respuesta y recuperación de áreas de la misión”, agregó FEMA.

Tirado García se mostró esperanzado en recibir el visto bueno de FEMA.

Si el Estado asume el costo en nómina de esos 50 bomberos, equivaldría a $1.3 millones, detalló Cruz Albarrán. Rechazó que, tanto la creación del DSP como la falta de bomberos, incida de manera directa en el manejo de emergencias.

Ayer, (al combatir el fuego en Bayamón), pudimos evidenciarlo. Había 80 bomberos aproximadamente”, afirmó.

Sin embargo, reconoció, a tono con la denuncia del líder sindical, que la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, en inglés) le ordenó sustituir 69 de los 200 vehículos del Negociado de Bomberos por tener emisiones mayores permitidas a la Ley de Combustible Limpio (“Clean Diesel Act”). “Eso está contenido en un informe que le entregamos al gobernador. Son vehículos que tengo que sustituir (por orden) no tan solo de la EPA, sino también por años de servicio. En ese ejercicio, estamos”, afirmó.

Agregó que ya han sustituido 11 camiones.

Tirado García urgió al gobernador Ricardo Rosselló Nevares a intervenir “porque la situación es grave”.

Por qué hay menos 

Cruz Albarrán atribuyó la falta de bomberos a la emigración masiva, que se ha agravado en los últimos años, y a las dos ventanas de retiro que impulsó el gobierno. Además, dijo que el azote del huracán María provocó que algunos bomberos se fueran del país. “Desde el huracán María, se han ido 83 bomberos”, sostuvo.

Sobre las razones por las que no se han hecho academias ante la necesidad de bomberos, Cruz Albarrán aludió a la crisis fiscal.

“Hemos hecho la solicitud (de más dinero para reclutar bomberos), pero tenemos que entender que si la Junta no lo aprueba, nosotros no podemos reclutar gente”, subrayó.

Dijo que el presupuesto del Negociado del Cuerpo de Bomberos para este año fiscal en curso es de $47 millones.

Sin embargo, los documentos de la JSF, publicados en su página, indican que el presupuesto aprobado para el Negociado de Bomberos es de $67 millones, y de esa cantidad, $46 millones son exclusivamente para nómina.

Los economistas José Caraballo Cueto y Martha Quiñones coincidieron en que el problema con la falta de recursos para los Bomberos, como para otras áreas de seguridad, estriba en que ni el gobierno ni la JSF han querido definir qué son servicios esenciales.

“Cualquier sobrante que tenga (el gobierno) debería ir a los servicios esenciales, no a pagar más deuda”, puntualizó Caraballo Cueto.

“El gobierno les da prioridad a otras cosas como los gastos políticos, el dinero asignado a La Fortaleza, cuando eso no es necesario ni urgente. Vemos la falta de sensibilidad en crear un presupuesto a tono con las necesidades del pueblo”, apuntó Quiñones.

Tirado García deploró que el gobernador haya anunciado alzas salariales para los policías, los maestros y, más recientemente, para los directores escolares, pero no para los bomberos. Un bombero recibe un sueldo de $1,500 mensuales al ingresar al Negociado. Cruz Albarrán dijo que no hay alza salarial a la vista.

“Los bomberos están poniendo en riesgo su vida y la de la gente”, enfatizó.

A modo de ejemplo, alegó que el incendio que se produjo en el negocio MotoPac Corporation se extinguió en una hora y 12 minutos, cuando “pudo haber sido controlado” en menos tiempo si no hubiesen tenido que esperar por recursos de otras estaciones.

Para controlar el siniestro, fueron necesarias unidades de bomberos provenientes de Bayamón, San Juan, Guaynabo y Cataño.

De igual forma, Tirado García habló de un siniestro ocurrido en mayo en Adjuntas, en la barriada Salsipuedes, en donde se quemaron tres casas porque fue necesario esperar por bomberos de Ponce. Para combatir este incendio, según reportaron las autoridades, se necesitaron también oficiales de Adjuntas, Utuado y Juana Díaz.

El líder sindical adujo que se han registrado agresiones a los bomberos que acuden solos a combatir un fuego, pues en algunas instancias, la gente desesperada trata de ayudarlos con las mangueras, y provocan que se enreden. “Cuando el agua no sale, se creen que el bombero trajo el camión sin agua y es que el agua no puede fluir por la manguera”, explicó.

“Es que no hay suficientes bomberos”, insistió el líder sindical.

“En cada estación, debe haber 12 bomberos para operarla: dos por cada turno. Podías tener tres porque hay siempre uno o dos de vacaciones. La realidad es que, en algunas (estaciones), tienes uno. Hay estaciones como en Yabucoa, Jayuya, Cayey, con cinco bomberos. Mameyes, en Ponce, tiene cuatro bomberos. Es una crisis bien profunda de recursos”, reiteró.

En un escenario ideal, el Negociado del Cuerpo de Bomberos necesitaría 200 oficiales, reconoció Cruz Albarrán. Dijo que solicitó entre 150 y 200 plazas.

“No sé si nos las van a aprobar o no. Ya obviamente la Junta dijo que no. Estamos en espera de una negociación que hay nuevamente. Se van a reunir el secretario del Departamento de Seguridad (Héctor Pesquera) con la Aafaf (Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal), y próximamente con la Junta. Estamos en espera de eso a ver qué sucede”, puntualizó el funcionario.


💬Ver 0 comentarios