(semisquare-x3)
(GFR Media)

Washington -La fiscalía federal de San Juan investiga a una administradora regional de laAgencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) que fue movilizada a Puerto Rico tras el huracán María, por denuncias de que pudo influenciar indebidamente en la contratación de la empresa de energía Cobra Acquisitions, confirmó El Nuevo Día.

La pesquisa  en contra de Ahsha Tribble se ha centrado en si favoreció impropiamente los intereses de Cobra, que llegó a obtener dos contratos -que totalizaron $1,845 millones -, con la Autoridad deEnergía Eléctrica (AEE) para el restablecimiento del sistema eléctrico en la Isla,  derribado por el huracán María el 20 de septiembre de 2017.

La investigación en contra de Tribble, quien ha sido   la administradora adjunta de FEMA para la región 2- que incluye  a Puerto Rico-,  se originó en la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security), reveló el Wall Street Journal.

El abogado de Tribble en Puerto Rico, Leo Aldridge, reconoció  que hay una investigación en contra de su cliente.

Tribble -movilizada a  Puerto Rico en noviembre de 2017 y  quien tuvo a su cargo el sector de Energía-, fue separada de su puesto en FEMA hace unos 10 días a causa de la pesquisa.

“La doctora Tribble afirma sin ambages que durante todo el tiempo que trabajó para FEMA en Puerto Rico actuó apropiadamente, dentro de las disposiciones de ley, y procurando en todo momento la pronta recuperación de la Isla. Ella no ha sido acusada criminalmente y confiamos que, si la fiscalía federal investiga y examina con detenimiento, pausa y cautela la información que le proveeremos, no será acusada. Asimismo, la doctora Tribble, a través de sus abogados, está en proceso de apelar la suspensión de su empleo”, indicó Aldridge.

El abogado advirtió que los contratos fueron adjudicados por la AEE, no por FEMA. En última instancia, los pagos a Cobra han dependido de FEMA.

Tribble tiene un doctorado en Meteorología de la Universidad de Oklahoma. Cuando fue movilizada a San Juan era la administradora adjunta de FEMA  a cargo de la región 9, con base en San Francisco (California).

A Tribble se le recuerda por una comparecencia que tuvo el 1 de febrero de 2018 en una sesión pública de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) sobre la AEE, que tuvo lugar en Nueva York.

Entonces, Tribble indicó que las empresas Cobra y Whitefish hicieron un buen trabajo, y mantuvo que durante la emergencia el alto nivel de burocracia de la AEE fue un obstáculo fundamental. “No funciona…cuando tienes ocho capas para poder aprobar algo”, sostuvo Tribble en aquella sesión.

En aquel momento, el escándalo de Whitefish -una empresa de dos personas y sin experiencia para tareas de la magnitud de la emergencia en la isla-,  estaba bajo investigación del Congreso y fresco en la memoria de la opinión pública. Pero, reportajes de El Nuevo Día revelaron también las altas tarifas que representaron los contratos de Cobra.

La empresa Cobra, subsidiaria de Mammouth Energy Services de Oklahoma, fue contratada originalmente, como Whitefish, por el entonces director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos.

El contrato inicial de Cobra con la AEE establecía que se proponía desarrollar un “campamento” con espacio hasta para 550 trabajadores.  Ese primer contrato fue de un máximo de $200,000

FEMA evitó hacer comentarios sobre Tribble o las denuncias en su contra.

“FEMA no puede comentar sobre asuntos de su personal; sin embargo, como de costumbre, la agencia cumple con todas las solicitudes e investigaciones dirigidas por la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos”, indicó Juan A. Rosado Reynés, portavoz de FEMA en Puerto Rico.

Guardan distancia

El director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de PuertoRico (AAFAF), Christian Sobrino Vega, afirmó que la investigación “en nada tiene que ver con acciones del estado ni de la AEE”.

Aunque las autoridades federales puedan haber hecho entrevistas, Sobrino Vega afirmó que tienen entendido que “estaban relacionadas a las acciones de la señora Tribble”.

“La investigación trata  de una alegada relación de ésta con la compañía  Cobra y su CEO (principal funcionario ejecutivo) Keith Ellison”, afirmó Sobrino Vega al indicar que el gobierno está “en disposición de cooperar con ésta y cualquier otra investigación que se esté llevando a cabo”.


💬Ver 0 comentarios