Omar Marrero, director del COR3 (semisquare-x3)
Omar Marrero, director del COR3. (GFR Media)

Casi 17 meses después de que la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) estableciera un proceso especial para desembolsar a agencias y municipios el dinero que invirtieron tras el huracán María, la agencia federal y la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción (COR3) llegaron a un acuerdo para que sea el gobierno local, el que examine y permita la autorización de tales reembolsos.

En una mesa redonda efectuada este lunes, el coordinador a cargo de la respuesta de FEMA para Puerto Rico, Mike Byrne, y director del COR3, Omar Marrero, señalaron que el proceso de revisión de documentos y cumplimiento de obras, llamado “Proceso 270”, quedará ahora en manos del gobierno puertorriqueño, una decisión que debe reducir en casi dos terceras partes el tiempo en que FEMA reembolsará a agencias y municipios por los gastos incurridos.

Según Byrne, la modificación en los procesos de FEMA se produjo luego de un proceso de diálogo entre FEMA y COR3 que resultó entre otras cosas en la comprobación del proceso de análisis que seguirá el gobierno local y auditorías trimestrales de parte de la agencia federal. Dicho proceso de diálogo, agregó el funcionario federal, ha permitido establecer una relación de confianza entre las partes que contribuirá a que el dinero para la recuperación se utilice de la forma más eficiente posible.

En noviembre del 2017, FEMA estableció entre sus requisitos para otorgar fondos a la isla que las agencias, corporaciones públicas, municipios u organizaciones sin fines de lucro que prestan servicios cuasigubernamentales completaran el formulario 270, que permite para solicitar un adelanto del dinero invertido. Para solicitar el reembolso, la entidad debe presentar evidencia de los gastos incurridos y de que ha realizado los trabajos.

Según Marrero, el acuerdo con FEMA constituye un paso importante porque el gobierno ahora tiene “el control” del proceso de evaluación de solicitud de reembolsos, lo que apunta a que el gobierno local ha logrado restaurar “su credibilidad” ante la contraparte federal.

Para ello, el COR3 habría contratado tres firmas privadas -Deloitte & Touche, CSA y ICF que le ayudaron a establecer los procedimientos para evaluar las solicitudes de reembolso, así como otros procesos para viabilizar la distribución de los fondos que se asignen a dicha oficina por parte de FEMA u otra agencia federal.

De acuerdo con Marrero, con el acuerdo se reducirá a 21 días, el tiempo que FEMA tendrá para reembolsar el dinero gastado por un municipio, agencia o entidad similar. Dicho tiempo contará a partir de la presentación de todos los documentos y la comprobación de cumplimiento por parte del COR3. En la actualidad, el proceso tarda al menos 60 días, cuando se ha cumplido con todo el proyecto y su respectiva documentación.

En la rueda de prensa, Marrero explicó que el proceso establecido entre FEMA y el COR3 permitirá que una vez la agencia que dirige compruebe que el municipio o agencia presentó toda la documentación relacionada a un proyecto de asistencia pública, el gobierno notificará a FEMA para que esta reembolse el 75% del costo del proyecto. La diferencia se desembolsará cuando se compruebe que el proyecto se ha llevado a término.

FEMA por su parte realizará una auditoría trimestral de las solicitudes de reembolso evaluadas por el COR3 y recomendadas para pago por parte de la agencia federal.

Según el COR3 y FEMA, a la fecha, la agencia federal ha desembolsado unos $15,000 millones en asistencia a la isla tras el paso del huracán María. De esa cifra, unos $5,000 millones habrían fluido directamente a través del gobierno y sus diversas instrumentalidades.

De inmediato, el COR3 no pudo indicar cuántas solicitudes de reembolso tiene pendientes o cuánto dinero se ha obligado desde que se estableció el requisito del “Proceso 270”.


💬Ver 0 comentarios