Una mujer frente a su residencia en Yabucoa durante el paso de Beryl por el sur de la isla (semisquare-x3)
Una mujer posa frente a su residencia en Yabucoa durante el paso de Beryl por el sur de la isla. (GFR Media)

La temporada ciclónica que culmina en el océano Atlántico hoy, viernes, dejó un saldo de ocho huracanes -dos de estos intensos- y siete tormentas para un total de 15 fenómenos atmosféricos nombrados.

En el caso de Puerto Rico, contrario al año pasado, recibió la amenaza de dos fenómenos pero ninguno tocó tierra.

Por ejemplo, el huracán Beryl pasó en julio al sur de la isla como onda tropical luego de perder intensidad. Este fenómeno atmosférico activó al aparato gubernamental y lo puso a prueba tras el paso del huracán María en 2017.

Luego, en septiembre, el huracán Isaac también levantó alarma, pero terminó también pasando al sur del país como una depresión tropical.

“Las condiciones no estaban muy propicias para que estos dos sistemas se desarrollaran con intensidad. Cuando el fenómeno de El Niño se desarrolla no es que desarrollen huracanes, pero se les hace mucho más difícil”, explicó el director del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), Roberto García.

Sin embargo, la costa este de Estados Unidos recibió el impacto de los dos huracanes más intensos de la temporada.

El huracán Florence, en septiembre, impactó a los estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia. Mientras, que el huracán Michael desató su furia en octubre sobre el noreste del estado Florida.

“Por esos dos sistemas esta temporada va a pasar a la historia famosa. No me sorprendería que esos dos nombres sean eliminados de la lista por las áreas que impactaron y en la forma”, estableció García.

Los daños estimados en Carolina del Norte fueron por $12,700 millones, mientras que en Carolina del Sur ascendieron a $1,2000 millones.

En Florida, por el huracán Michael, las pérdidas agrícolas fueron de unos $1,500 millones y se registraron 43 personas muertas.

Asimismo, el director del SNM resaltó que esta temporada de huracanes es histórica por ser la primera vez en que cuatro tormentas permanecían activas a la misma vez en el océano Atlántico.

Este año, pese a que la temporada de huracanes inicia el 1 de junio, el 25 de mayo se formó la tormenta tropical Alberto. 

Aunque la temporada de huracanes culmina hoy, García recalcó que eso no quiere decir que en las próximas semanas no puede desarrollarse ningún sistema tropical.

Ante eso, el meteorólogo exhortó a la ciudadanía a mantenerse preparados en o fuera de la temporada de huracanes.

“Se termina oficialmente la temporada, no tuvimos mayores consecuencias, pero siempre enfatizamos de que estemos preparados. Aquí siempre el proceso de educación lo comenzamos desde enero porque sabemos que el primero de junio tenemos que estar preparados”, acotó.

Más tiempo de recuperación para isla

Por otro lado, García dijo que como ningún huracán tocó tierra, y los efectos de los que pasaron cerca no fueron devastadores, la isla ganó tiempo para recuperarse de los estragos causados por los impactos de los huracanes Irma y María.

Igualmente, el meteorólogo puntualizó en que el SNM fue cauteloso en cómo comunicaba las amenazas de los huracanes que estuvieron cerca de Puerto Rico porque reconocieron que “el pueblo estaba sensitivo”.

“Teníamos que buscar la forma de llevar el mensaje de preparación, pero al mismo tiempo con cautela para que el pueblo no entrara en pánico, porque entrar en pánico no resuelve nada y puede provocar mayores problemas”, sostuvo.

Sin embargo, García reconoció que la ciudadanía en Puerto Rico tiene más conciencia sobre la preparación para la temporada de huracanes, aunque dijo que falta mucho por hacer.

“La historia tiende a repetirse con estos sistemas. María e Irma nos ayudan a llevar conciencia a la gente, ahora tenemos una herramienta más específica. Si pasa ahora, para nosotros se nos hace más fácil para entra en las mentalidades de la gente”, indicó.


💬Ver 0 comentarios