Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La gasolina que le echa al tanque de su carro le saldrá unos centavos más cara a partir de hoy, luego que entrara en efecto el nuevo impuesto con el cual el gobierno intentará paliar la crisis de la Autoridad de Carreteras y Transporte (ACT).

Alrededor de cuatro centavos por litro será el cargo adicional que se cobrará en las bombas de gasolina, tanto en el combustible regular como el 'premium', indicó el secretario de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames.

El funcionario explicó que aunque el impuesto entrará en vigor con el inicio del año fiscal, unas gasolineras podrían tardar más que otras en llevar el aumento a la bomba, pues todo depende de cuán rápido agoten el combustible que compraron antes que se aplicara el nuevo cargo.

“En algunas estaciones se puede ver el aumento desde hoy. Esperamos que sea un máximo de cuatro centavos por litro, no más de cuatro”, destacó Adames.

De acuerdo con una inspección que ordenó de 250 gasolineras, el secretario señaló que el promedio del costo de la gasolina regular la semana pasada fue de 83.7 centavos el litro. Adames señaló que usará esta cifra para monitorear los precios que se reporten en las gasolineras que comiencen a cobrar el impuesto.

“Mañana (hoy) por la mañana, todos los mayoristas me envían las tablas de los precios y ya me estoy enterando de cuáles ya le empiezan a pasar el aumento a los detallistas. Tengo convocada una reunión con mi grupo asesor económico a las 2:00 p.m. y ahí sabremos cómo se está comportando el mercado”, sostuvo Adames.

El presidente del Comité Automovilístico del Centro Unido de Detallistas, Carlos Crespo, señaló que según el informe de precios que recibió ayer, el galón de gasolina que la semana pasada le costó $3.05, hoy le saldrá en $3.21.

“Eso es un aumento de 16 centavos. Eso significa que la gasolina que hoy (ayer) tengo a 84 chavos el litro, mañana (hoy) va a estar a 88 chavos”, señaló Crespo.

Adames indicó que el impuesto aplica solo a las transacciones de los mayoristas, que en términos de la industria será de 15 centavos por galón, al comprar la gasolina. Sin embargo, este cargo le será pasado a los detallistas y, al final, a cada conductor.

Ayer en la tarde, ya el mayorista Puma Energy le había enviado una comunicación a los detallistas a los que suple para notificar que estará cobrando el nuevo impuesto en el combustible que se despache desde hoy.

Puma tiene alrededor de 300 estaciones de gasolina alrededor de la Isla.

No fue posible obtener una entrevista con directivos de Puma Energy durante el día de ayer. Un portavoz de la empresa indicó que el gerente general, Víctor Domínguez, se encontraba fuera de Puerto Rico.

Impacto inmediato

El nuevo impuesto a la gasolina es una de cuatro medidas con las que el gobierno busca asegurarle $280 millones a la ACT. Con estos ingresos, la corporación pública podría emitir bonos para pagar su deuda de casi $2,200 millones.

De acuerdo con estimados del Gobierno, tan solo el nuevo arbitrio a los derivados de la gasolina podría generar $189 millones anuales.

El resto del dinero se recaudaría redirigiendo en su totalidad los ingresos del pago de marbetes y del arbitrio del cigarrillo a la ACT y a través de una reducción en el arbitrio al diesel. Con esta última movida, la administración de Alejandro García Padilla pretende reducir el costo del acarreo de bienes. El dinero que se deja de recibir del arbitrio al diesel será reemplazado por los fondos que recaude el impuesto a la gasolina.

En Puerto Rico hay cerca de tres millones de vehículos de motor y, tan solo el año pasado se vendieron alrededor de 1,100 millones de galones de gasolina, indicó el secretario del DACO.

Sin embargo, el funcionario aseguró que su agencia supervisará tanto a los mayoristas como a los detallistas para evitar que los nuevos precios de combustible y los márgenes de ganancia da cada miembro de la cadena de venta se salgan de control.

“He sido bastante enfático en que voy a permitir ver el comportamiento del mercado. Si el mercado se torna irrazonable, tomaremos acciones. Ya he hablado con mayoristas y detallistas y si se me pasan del impacto que se prevé y me penalizan al consumidor, entonces tomaré otras medidas”, expresó Adames.

Establecer un tope al margen bruto de ganancias de los mayoristas o implantar una congelación de precios de la gasolina son algunas de las acciones que el DACO podría tomar si los precios de la gasolina aumentan de forma desproporcionada.

Pero el secretario indicó que prevé que la competencia del mercado mantendrá los precios bajo control, e incluso señaló que algunos detallistas podrían no pasar los cuatro centavos al consumidor para mantener sus precios competitivos.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolinas, Rafael Mercado, indicó que este arbitrio tendrá un fuerte impacto económico sobre los dueños de estaciones de gasolina, por lo cual estarán atentos a las movidas del gobierno.

“Tenemos que verificar desde cuándo nos van a empezar a cobrar el 'fuel tax'. Hacienda no me puede cobrar un tax por la gasolina que compré antes”, señaló Mercado.

Mientras, Crespo adelantó que los comerciantes enfrentarán otro cargo, pues a medida que se encarece la gasolina también aumenta el cargo de los bancos le cobran por las transacciones con tarjetas de crédito o débito.

“Nuestro negocio depende del consumo y tendremos que tener nuestros números, ver cuánto nos cuesta y ver si hay que subir los márgenes de ganancia”, argumentó Mercado.


💬Ver 0 comentarios