Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Se auguran condiciones lluviosas hasta temprano el jueves. (horizontal-x3)
Se auguran condiciones lluviosas hasta el jueves temprano. (Archivo / GFR Media)

La combinación de una vaguada y una onda tropical provocarán aguaceros y tronadas durante gran parte del día en la Cordillera Central y la mitad norte de la Isla, informó el meteorólogo Gabriel Lojero, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM).

Se espera que, a medida que se caliente la tierra, estos aguaceros se tornen más frecuentes.

El SNM no descarta la posibilidad de inundaciones. De hecho, esta mañana amaneció fuera de su cauce el río Culebrinas, en Aguada.

Lojero detalló que el efecto de la onda se sentirá hoy. Sin embargo, la vaguada dominará las condiciones del tiempo hasta el jueves temprano. Por tal razón, se auguran aguaceros y tronadas para los próximos días.

El experto precisó que mañana, la lluvia se sentirá principalmente durante la tarde en la zona oeste y el interior de la Isla.

“El miércoles y temprano el jueves habrá un aumento en la actividad de lluvia por los remanentes del disturbio con potencial ciclónico que traerá una zona de humedad, unido con la vaguada”, sostuvo el funcionario federal.  

Por otro lado, las condiciones marítimas están picadas y se espera que empeoren en los próximos días.

Actualmente, se les ha pedido a los operadores de pequeñas embarcaciones que tengan precaución, debido a olas de hasta seis pies. Ya para esta noche, entrará en vigor una advertencia para los navegantes en aguas mar afuera del océano Atlántico.

Además, “se espera que, durante los próximos días, a medida que ese potencial ciclón se mueva por aguas del Caribe, el oleaje aumente a través de todas las aguas. El oleaje se puede tornar peligroso entre mañana y el miércoles”, afirmó Lojero.

Los bañistas también deben tener cuidado si acuden a las playas del norte, este y sur de Puerto Rico, así como de Vieques y Culebra, debido a que el riesgo de corrientes submarinas está moderado. Estas corrientes arrastran a los nadadores hacia mar afuera, lo que aumenta el peligro de que se ahoguen.


💬Ver 0 comentarios