Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Actualmente hay sobre 100 torres de telecomunicaciones que operan con generadores eléctricos debido a las interrupciones del servicio de la AEE que continúan a casi diez meses del paso del huracán María. (horizontal-x3)
Actualmente hay sobre 100 torres de telecomunicaciones que operan con generadores eléctricos debido a las interrupciones del servicio de la AEE que continúan a casi diez meses del paso del huracán María. (Vanessa Serra Díaz)

Con poco más de 100 torres operando aún con generadores eléctricos, la industria de telecomunicaciones de Puerto Rico afirmó ayer estar lista para enfrentar cualquier fenómeno atmosférico.

Ante esto, varios portavoces del sector dijeron haber tomado las medidas necesarias para evitar repetir una situación similar a la que provocó el huracán María.

En entrevista telefónica con El Nuevo Día, la presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones, Sandra Torres, reiteró que todas las torres están equipadas con generadores para enfrentar la suspensión de servicio y que algunas, incluso, están equipadas con sistemas de baterías y placas solares.

Torres informó que en la isla hay 1,800 generadores disponibles para mantener la operación de las telecomunicaciones en caso de otro huracán y que tras María se triplicó la cantidad de baterías de repuesto almacenadas.

“Ahora tenemos 1,176 millas de fibra óptica soterrada”, destacó, al subrayar que la cifra supera por mucho las cerca de 360 millas que había para septiembre pasado. Con este desarrollo, indicó, se reduce el uso de los postes y con ello la vulnerabilidad en caso de huracán. Recordó, además, que los postes tienen el peso de las líneas eléctricas, líneas telefónicas y las instalaciones de cable y que muchos de estos cedieron, por lo que el soterrado de fibra óptica amplía la posibilidad a todos los proveedores de interconectarse y mantener ininterrumpidos sus servicios.

Torres indicó que en Puerto Rico se mantienen los equipos de emergencia -como antenas celulares móviles y equipo satelital de fácil despliegue- que se trajeron para mitigar los daños causados por el ciclón María a la infraestructura de telecomunicaciones.

Lecciones aprendidas

El presidente de la Alianza Puertorriqueña de Telecomunicaciones, Pedro Andrés, afirmó por su parte, que la industria está “mucho mejor preparada” para enfrentar otro huracán.

“Aprendimos bien la lección de María... Todas las torres tienen generadores, hemos aumentado la capacidad de almacenaje de combustible y la capacidad de generación de los mismos”, sostuvo el empresario.

Aseguró que todas las empresas han tomado medidas dirigidas a prepararse mejor para esta nueva temporada de huracanes, el grueso de estas con el objetivo de reducir la dependencia del servicio de electricidad de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) durante este tipo de emergencias.

Robustecen su red

Roberto Bayron, director de Ingeniería de T-Mobile Puerto Rico, aseguró que su empresa está preparada para esta temporada de huracanes con una red robusta, más resiliente y con mayor redundancia.

“Nuestros ingenieros, técnicos y expertos están listos. Reforzamos aún más nuestros preparativos para esta temporada, nuestra red y recursos”, dijo en entrevista telefónica.

Este concurrió con las expresiones del portavoz de la Alianza e indicó que los ingenieros de T-Mobile duplicaron el número de generadores y añadieron infraestructura a cientos de torres.

Agregó que, para redundancia, mantienen en Puerto Rico la tecnología de microonda que se instaló para restablecer el servicio después de María, y todo el equipo de apoyo y de recuperación.

“T-Mobile se mantiene monitoreando la actividad atmosférica y tiene sus recursos alineados para asegurar la continuidad del servicio. Contamos con centros de operaciones de la red, cerca o en las regiones de impacto proyectadas, donde se monitorea la red con alarmas y tecnología para tener visibilidad de fallas en servicio, ya sea por impacto, falta de electricidad comercial o de otro tipo”, abundó.

Bayron informó que todavía un 4% de la red está operando las 24 horas del día con generadores eléctricos en áreas del país que continúan sin servicio eléctrico, pero no precisó la cantidad que representa este porcentaje en términos de antenas o clientes.

Reconoció, sin embargo, que aún con los extensos preparativos que se han realizado, la red puede verse afectada por interrupciones en el servicio de energía eléctrica. Y afirmó que “inmediatamente, luego de cualquier evento y una vez los trabajos de recuperación puedan comenzar, T-Mobile enviaría equipo, suministros y expertos de desastres a las áreas más afectadas”.

Ese equipo de emergencias que mencionó incluye generadores portátiles, camiones con combustible, Cell on Wheels (COWs), Células en Camiones Livianos (CoLTS), camiones con combustible y diésel, y otros vehículos.

En plena restauración

Giovanna Ramírez de Arellano, gerente de Comunicaciones de Liberty Puerto Rico, señaló que el proceso de restauración y recuperación continúa, pero que la mayoría de sus clientes ya están reconectados.

La empresa se enfoca actualmente en retener a sus clientes, para quienes se encuentra en el proceso de desarrollar nuevos servicios y planes de protección de equipos.

Ramírez de Arellano no precisó cuáles son las áreas que aún se mantienen sin servicio.


💬Ver 0 comentarios