(semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló. (Vanessa Serra Díaz)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares se expresó complacido por la aprobación en la Cámara de Representantes federal de un nuevo proyecto de asistencia por desastres que mantiene para Puerto Rico la ayuda que la Casa Blanca ha rechazado al catalogarla como excesiva.

El mandatario se expresó esperanzado de que el proyecto cuente con el apoyo de demócratas y republicanos en el Senado federal, permitiendo así que la iniciativa sea aprobada y pase a la consideración del presidente Donald Trump.

“Mi expectativa sería la misma (apoyo bipartita) en el Senado… Sé que hay un discurso divisivo, pero tenemos que empezar a cerrar la brecha y no ampliarla. Si en un asunto como este no podemos llegar a concurrir hay un gran problema”, dijo Rosselló Nevares en una conferencia de prensa tras participar en una cumbre gubernamental sobre preparación ante la nueva temporada de huracanes.

Específicamente, Rosselló Nevares se mostró esperanzado de que los senadores que representan áreas que han sido impactadas por desastres naturales puedan sobrepasar las divisiones partidistas en Washington D.C. y apoyar la legislación que proveería nuevos recursos para la recuperación de Puerto Rico.

“Nosotros no estamos pidiendo nada diferente a otras jurisdicciones. Estamos pidiendo trato justo ante esta devastación. Me gustaría que el presidente tenga la empatía de ver eso”, dijo el ejecutivo.

El gobernador explicó, por ejemplo, que el estado de Luisiana no tuvo que parear fondos federales de emergencia y recogido de escombros en los procesos tras la catástrofe generada por el huracán Katrina en el 2005.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y la Casa Blanca se ha opuesto a extender esta exención en el copago de los proyectos.

Del mismo modo, Rosselló Nevares reiteró que FEMA tampoco ha cumplido con una ley federal del 2018 que le requiere que en Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses no se tome en consideración el deterioro de la infraestructura pública previo a un desastre al momento de determinar cuántos fondos se asignarán para la reconstrucción. 

La Casa Blanca ha sido cuestionada en días recientes sobre el rechazo del presidente a proveer ayuda a Puerto Rico tras el desastre provocado por los huracanes Irma y María. Trump, al justificar su postura, ha mentido al alegar que la isla ha recibido $91,000 millones para la reconstrucción. Según el gobernador, hasta ahora se conoce de desembolsos ascendentes a unos $11,200 millones por parte del gobierno estadounidense.

Para reconstruir la isla se necesita una inversión de unos $139,000 millones según un estudio publicado por el gobierno de Puerto Rico.

La aprobación de la medida en la Cámara de Representantes de EE.UU. contó con el apoyo de 34 republicanos que desafiaron al presidente Donald Trump. Anoche, el presidente estadounidense emitió un tuit pidiéndole a los republicanos “mantenerse unidos” y votar en contra de la legislación.

Un total de 150 republicanos votaron en contra del proyecto de ley.

“El presidente ha complicado nuestros esfuerzos, por decirlo suavemente. Está obsesionado con Puerto Rico. Está decidido a castigar a Puerto Rico por ofensas reales o imaginarias”, indicó el congresista demócrata David Price (Carolina del Norte).

La iniciativa asigna $19,100 millones principalmente para los desastres ocurridos en el 2018 y el 2019.

El proyecto incluye, sin embargo, unos $600 millones en fondos de asistencia alimentaria para Puerto Rico y restablece la dispensa en el pareo de fondos para tener acceso a los reembolsos de FEMA por trabajos de emergencia y recogido de escombros tras un desastre natural.

También la legislación incluye $25 millones para ayudar con la restauración del Caño Martín Peña y $5 millones para financiar un estudio sobre el impacto de la ayuda nutricional de emergencia.


💬Ver 0 comentarios