Ricardo Rosselló Nevares aseguró que están atendiendo cada una de las quejas o retos que ha confrontado la transformación del sistema de salud del gobierno. (semisquare-x3)
Ricardo Rosselló Nevares aseguró que están atendiendo cada una de las quejas o retos que ha confrontado la transformación del sistema de salud del gobierno. (Teresa Canino )

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares advirtió hoy que aquellos proveedores de servicios bajo el Plan de Salud del Gobierno (PSG), conocido ahora como Vital, que se nieguen a atender pacientes podrían ser sacados del sistema. 

El mandatario indicó que los procesos de cambios, como los que están implantando en el PSG, pueden tener obstáculos operacionales, como los que se han percibido bajo el nuevo modelo de Vital. Aseguró, no obstante, que esto no debe implicar que los pacientes se queden sin atención médica. 

“Grupo (proveedor de servicio) que se ponga guapo para evitar que nuestros ciudadanos tengan acceso a la salud, grupo que no tendrá espacio para servirle a los puertorriqueños”, dijo Rosselló Nevares en una conferencia de prensa en la que entregó alrededor de 50 patrullas a policías de la Región de San Juan. 

Rosselló Nevares aseguró que están atendiendo cada una de las quejas o retos que ha confrontado la transformación del sistema. Resaltó, no obstante, que los cambios bajo el nuevo modelo de Vital permiten que haya mejor fiscalización ciudadana al facilitar que los usuarios escojan la aseguradora que administre su cubierta. Del mismo modo, se eliminan los monopolios regionales de las aseguradoras y estimula la competencia en el mercado. 

“Esto va a producir un sistema que mejora la calidad del servicio”, dijo. 

Por otro lado, el gobernador manifestó hoy que durante el 2019 su administración insistirá en la creación de un Código de Incentivos. A inicios de este año, el ejecutivo propuso un proyecto de ley que hasta ahora no ha sido aprobado por la Asamblea Legislativa. 

“Es un compromiso programático de la administración”, recordó Rosselló Nevares. 

Sostuvo que antes los incentivos industriales y los créditos contributivos se otorgaban “en cuartos oscuros” y no se medía si el beneficio rendía beneficios económicos para Puerto Rico o el gobierno. Indicó que el Código de Incentivos busca, precisamente, medir el rendimiento de estos incentivos y establecer criterios claros de evaluación.

Alegó que el proyecto no fue aprobado por la Legislatura porque tenía mal “timing”. Esto se debía a que otras medidas importantes estaban siendo consideradas a la vez y no se entendió bien algunos aspectos del proyecto. 

“Es una prioridad en la próxima sesión legislativa”, sostuvo. 

Por otro lado, el gobernador informó que firmó el Proyecto del Senado 1131 que busca garantizarle el pago de jubilación a los empleados públicos que hayan pedido acogerse al Programa de Preretiro Voluntario del gobierno. 

El ejecutivo explicó, sin embargo, que todavía existes unos cuestionamientos sobre la ley, específicamente por parte de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que está evaluando el estatuto. Explicó que la objeción o consideración es porque la iniciativa implicaría unos $40 millones en gastos.

“Todavía no hemos tenido una contestación y, en ausente de eso, he ido adelante con la firma del proyecto pero continuaremos en espera porque hay un impacto significativo que se tiene que considerar”, dijo Rosselló Nevares.


💬Ver 0 comentarios