Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Las inundaciones, deslizamientos y derrumbes producto de las lluvias causadas por la tormenta Otto obligarán al Gobierno a desembolsar 6.5 millones de dólares, informó el director ejecutivo de la Directoría de Obras Públicas, Juan Avilés.

Sin embargo, agregó que esa cifra podría aumentar en la medida que se completen y cuantifiquen los trabajos que aún restan en una docena de carreteras en las que se sigue trabajando.

"Las brigadas de empleados del DTOP y de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) respondieron rápidamente y trabajaron en conjunto con efectivos municipales e interagenciales para lograr restablecer la normalidad en las vías públicas municipales y estatales a la mayor brevedad que las circunstancias lo permitieron", indicó Avilés.

Sostuvo que esa dedicación permitió que el 90 por ciento de las carreteras que fueron afectadas ya se encuentran reabiertas al tránsito en su totalidad.

Avilés explicó que 295 vías fueron afectadas por los aguaceros y de ellas 281 se encuentran reabiertas al tránsito.

"Entre estas cabe destacar la PR-124 y PR-135 en Lares, la PR-15 en Cayey, en Adjuntas la PR-123 en los kilómetros 26, 27, 27.90, 28.30 y 37.10 y las carreteras PR-135 y PR-143 del mismo Municipio, la PR-124 en Las Marías, la PR-114 en Hormigueros,  PR-172, en Cidra, PR-357 y PR-105 en Maricao, la PR-328, PR-365 y PR-369 en Sabana Grande, PR-1 la PR-555 en Coamo, la PR-172 en Comerío, PR-179 en Guayama, la PR-109 en Añasco y la PR-374, PR-128, PR-129 y PR-135 en Lares y la PR-503 en Ponce", manifestó el funcionario.

Avilés destacó que diez carreteras se encuentran abiertas parcialmente, y citó entre estas la PR-123 en Adjuntas en dos puntos en el Kilómetro 37.10 y el 41.50; la PR-15 en Cayey, en Jayuya la PR-143 en los Kilómetros 2.10 y 6.40, la PR-128 en Lares en el Kilómetro 30, la PR-939 en Maunabo, PR-155 en Orocovis y la PR-151 en Villalba.


💬Ver 0 comentarios