Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Antes de las alarmantes imágenes de incendios fuera de control en las plantas nucleares de Japón o del terremoto en el cercano Haití, muchos puertorriqueños dudaron de la sabiduría del gobierno cuando anunció la construcción de un gasoducto para transportar gas natural desde Guayanilla (hacia Arecibo cruzando la cordillera) hasta San Juan a plantas generatrices de energía eléctrica.


💬Ver 0 comentarios