(horizontal-x3)
En la foto, la planta de gas natural en la costa de Peñuelas. (GFR Media)

Washington - El grupo de estudio Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA) afirmó que es equivocado y sospechoso el nuevo impulso que buscan dar autoridades de Puerto Rico y Estados Unidos al uso de gas natural para la producción de electricidad en la isla.

“Si estos planes llegan a buen puerto, cargarán a Puerto Rico con una energía demasiado cara generada por el gas natural y desplazarán la energía renovable más barata”, indicaron Cathy Kunkel, analista de energía, y Tom Sanzillo, director de Finanzas de IEEFA, en un artículo.

Los expertos de la IEEFA – un grupo de estudio con base en Cleveland (Ohio)-, acentuaron como el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz, y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, se han alineado con los planes del republicano Rob Bishop (Utah), presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal, para impulsar el uso del gas natural en la Isla.

La intención de la AEE es convertir dos unidades de la planta de energía de San Juan en instalaciones de producción de gas natural. También incluiría la construcción de dos nuevas centrales de gas natural en Cataño y en Yabucoa.

“En general, el plan apunta a mover la generación de electricidad de Puerto Rico a 60% de gas natural mientras promete reducir las tarifas de electricidad puertorriqueñas a 16 centavos por kilovatio hora, aunque ese número es sospechoso porque no incluye el servicio de la montaña de deuda pendiente de la AEE”, agregaron Kunkel y Sanzillo.

Indicaron que no hace sentido aumentar tanto la generación de gas natural, cuando la propia Junta de Supervisión Fiscal que controla las finanzas públicas de Puerto Rico ha indicado que las ventas de la AEE se reducirán en cerca de un 22% para 2023.

Pero, consideran que para alcanzar un 60% de produccción de energía a base de gas natural como proponen las autoridades, solo se necesitaría convertir las dos unidades de San Juan en plantas de gas natural, sin tener que construir plantas en Cataño y Yabucoa o  recurrir al proyecto de “Aguirre Offshore Gasport”.

Más aún se cuestionan si el contrato de la AEE con la planta de carbón AES en el sur de Puerto Rico  permitirá alcanzar la combinación de 60% de gas natural y 40% de energía renovable en cinco años.

“También somos escépticos de la afirmación de que esta propuesta de inversión ampliada en gas natural reduciría las tarifas de la AEE a 16 centavos por kilovatio hora (sin incluir los cargos por servicio de la deuda), y no se proporcionó información sustantiva para respaldar este reclamo”, agregaron.

Los expertos de la IEEFA indicaron que para cumplir con la meta de reducir los gastos de combustible en una cantidad que alcance entre $400 millones y $500 millones, la única salida es “invertir en energía renovable, especialmente energía solar”.

Con respecto al respaldo del congresista Bishop y la comisionada González a construir un centro regional de gas natural en Puerto Rico, IEEFA afirmó que “esta prisa renovada” a favor del gas natural, puede beneficiar a la industria del gas natural y a “sus amigos en el Congreso”, pero “no hay nada que sugiera que reducirá los costos de la AEE,  las tarifas de electricidad o promoverá un sistema de energía financieramente saludable”.


💬Ver 0 comentarios