Destrozos que provocó el huracán María en la escuela vocacional República de Costa Rica, en Caguas. (GFR Media) (semisquare-x3)
Destrozos que provocó el huracán María en la escuela vocacional República de Costa Rica, en Caguas. (GFR Media)

Líderes magisteriales expresaron hoy su rechazo a la decisión de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) de reducir la cantidad de fondos que se había estimado necesaria para reconstruir 64 escuelas públicas dañadas por el huracán María.

Por un lado, la presidenta de la Asociación de Maestros, Aida Díaz, manifestó que una escuela deteriorada perjudica el bienestar de los estudiantes y del personal escolar y reclamó acción del Congreso para garantizar que el sistema público de enseñanza reciba el presupuesto que necesita.

“El gobierno federal debe entender que el sistema público de enseñanza de Puerto Rico necesita de su apoyo para fortalecerse y encaminarse hacia la excelencia”, sostuvo Díaz. “El deterioro físico de nuestras escuelas es evidente, muchas están sin techos en algunos de sus salones, sin canchas, sin comedores, creando problemas de salud y seguridad para nuestros niños”, añadió a través de un comunicado de prensa.

La secretaria de Educación, Julia Keleher, detalló en el fin de semana que los estimados originales realizados por FEMA establecían que se necesitaban $1,400 millones para las reparaciones permanentes en 64 escuelas. No obstante, en los últimos meses se han eliminado partidas que habría sido financiadas por el gobierno federal y Educación solo recibiría unos $400 millones para la reconstrucción de planteles.

La presidenta de la Federación Americana de Maestros (AFT, por sus siglas en inglés), Randi Weingarten, calificó la reducción de $1,000 millones como “repugnante y profundamente inquietante”.

La líder magisterial sostuvo que a pesar de que los fondos para mejoras permanentes se asignarían a 64 planteles, cerca de la mitad de las 856 escuelas que están en operaciones tienen algún tipo de daño provocado por el huracán María que aún no se ha reparado. Asimismo, recordó que todavía se están utilizando vagones en decenas de escuelas, estructuras que se supone que serán temporeras.

“Las escuelas en Puerto Rico todavía necesitan miles de millones de dólares en reparaciones e inversión, solo para recuperarse al nivel que estaban antes de los huracanes de 2017. Corresponde a FEMA revertir su curso de acción. Y es imperativo que el Congreso celebre con seriedad audiencias sobre los trabajos de recuperación”, manifestó Weingarten.


💬Ver 0 comentarios