Los empleados bloquearon las entradas vehiculares al recinto. (horizontal-x3)
Los empleados bloquearon las entradas vehiculares al recinto. (Xavier J. Araújo Berríos)

Los miembros de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend) bloquearon hoy las entradas vehiculares a la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras, en defensa del convenio colectivo y el plan de retiro.

“Estamos haciendo una acción sindical de desobediencia civil. Los y las estudiantes pueden entrar como de costumbre. Lo único que estamos interrumpiendo es el tránsito dentro del recinto, nada más”, explicó la secretaria de educación sindical de la Heend, Alis Morales Pérez.

El gremio dijo que ayer la Junta de Supervisión Fiscal con su nueva revisión al plan fiscal de la UPR impone más sacrificios a las familias trabajadoras para cuadrar el presupuesto.

“Tanto la Junta de Control Fiscal en contubernio con la Junta de Gobierno de la UPR, han decidido por una cuestión ideológica recortarnos nuestro retiro, las exenciones de matrícula de nuestros hijos y nosotros mismos, el plan médico ahora va a sufrir un cambio bien drástico y todas las demás medidas que estamos esperando que empiecen a bajar, pero ya ellos han comenzado con los recortes”, sostuvo Morales Pérez.

Asimismo, Janell Santana, presidenta de la Heend, indicó que “es más que válido el planteamiento de que hay que caminar por la universidad y no tan solo por la universidad, sino por todas las imposiciones que se le están dando al país. El país ya no aguanta más recortes, ya no aguanta más impuestos y aquí hay una clara vendetta contra la Universidad de Puerto Rico”.

“Vemos unos recortes, vemos cómo van a fusionar recintos y dentro de las fusiones vienen despidos. También se ve un plan que contempla reducir 10,000 estudiantes de la plantilla de la UPR y sobre 3,000 empleados”, sostuvo Santana.

En cuanto a los conglomerados propuestos por la Junta fiscal, el presidente de la UPR, Jorge Haddock, indicó mediante declaraciones escritas que iniciaron una serie de visitas a los recintos para determinar el "modelo idóneo" para la institución académica y anunciarán una decisión en o antes de diciembre. 

"Estaremos evaluando junto a la Junta de Gobierno el plan presentado por la JSF para garantizar que el efecto en nuestros estudiantes y empleados sea mínimo. Reiteramos que un plan fiscal es un documento sujeto a cambios y, tal y como informamos a la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, estamos desarrollando un agresivo plan de trabajo para generar nuevos ingresos que mitiguen el impacto del plan fiscal", informó.

El vicepresidente de la Heend, José Torres, se reunió durante la mañana con el rector de la universidad, Luis Ferrao, para expresarle los reclamos del sindicato. Según Morales Pérez, durante la reunión, Ferrao se comprometió a hacer todo el esfuerzo para restituir el pago de las exenciones de matrícula. 

Mientras tanto, la líder sindical adelantó que los actos de desobediencia civil continuarán, así como otras acciones sindicales en los otros recintos que componen a la UPR. “Vamos a ir incrementando las acciones sindicales”, aseguró. 

Esta no es la primera desobediencia civil que realiza el gremio, la semana pasada se manifestaron frente a la Administración Central de la UPR, en el Jardín Botánico Sur.

Aunque la manifestación no tiene como propósito interrumpir las clases en el recinto riopedrense, estudiantes entrevistados por este medio dijeron que los salones estaban vacíos y algunos profesores cancelaron sus cursos pautados para la mañana.

No obstante, los alumnos apoyaron la causa de la Heend, sobre todo por los cambios propuestos a las exenciones de matrícula, como es el caso del estudiante de primer año, Juan Ortega, quien teme perder la exención de matrícula por ser atleta de la UPR.

“Nos quieren quitar la exención, de un 50 por ciento que tenemos a no tener nada. Sería fuerte para pagar la matrícula”, dijo.


💬Ver 0 comentarios