La alcadesa se expresó en el plenario de la Fundación Clinton junto a Hillary Clinton.

La exsecretaria de Estado federal y excandidata presidencial, Hillary Rodham Clinton, dirigió en horas de la mañana un panel donde se discutieron los esfuerzos de recuperación en Puerto Rico y el resto del Caribe luego del paso de los huracanes Irma y María en el 2017.

“Algunas de las repercusiones más devastadoras (del desastre natural) ha sido en los jóvenes” indicó Clinton durante su alocución en la sesión plenaria de la que también participó la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto.

La sesión formó parte de un evento de dos días coordinado por Clinton Global Initiative, una rama de la Clinton Foundation que busca impulsar la recuperación y desarrollo de la región del Caribe a través de alianzas con organizaciones sin fines de lucro y que se celebra desde ayer en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

“Incluso antes de los huracanes, la región ha tenido una de las cifras de desempleo más altas, de alrededor de 20%, y desde entonces ha empeorado”, añadió Clinton. “Existe un verdadero temor de que haya una generación perdida en esta región si el trabajo que estamos realizando no puede proveer una respuesta más efectiva”.

Durante la sesión plenaria que sirvió de apertura para los trabajos del día, Cruz Soto detalló los esfuerzos que realizó el Municipio de San Juan inmediatamente después del paso del huracán María para atender a los niños y jóvenes de la zona.

“Lo primero que hicimos fue habilitar siete refugios con servicios para niños, incluyendo consejeros. Más adelante, abrimos nuestras escuelas municipales, establecimos varios programas ‘after-school’ e implementamos otros programas tales como uno de STEM (siglas en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) a 21 niñas de la comunidad de Playita”, destacó. 

La alcaldesa capitalina aprovechó el evento para criticar al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y a la Agencia federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés), por su vaga respuesta a la crisis en Puerto Rico. “Necesitamos un presidente que se preocupe y le importe (la isla). También necesitamos buscar soluciones permanentes. Es como un avión que está roto; tenemos que ir arreglándolo y mantenerlo en vuelo a la misma vez”, subrayó Cruz Soto, quien también hizo un llamado a la derogación a la Ley Jones o, por lo menos “atemperarla a lo que tienen las Islas Vírgenes estadounidenses”.

Los demás participantes en el panel incluyeron Willie Tejada, portavoz de desarrollo en IBM; y Carolyn Miles, principal ejecutiva de la organización sin fines de lucro Save the Children.

Durante su alocución, Miles relató las iniciativas que la entidad realizó en Puerto Rico a pocos días del paso de María, especialmente en el área de asistencia psicológica a jóvenes traumatizados por el evento. “Esta idea de que la salud mental se atiende después, o que es un lujo comparado a otras necesidades, es una mentalidad que tenemos que cambiar”, sentenció Miles, quien añadió que la entidad planea continuar operando en la isla durante los próximos años.

Un segundo panel contó con la participación de jóvenes que formaron parte de proyectos de recuperación luego de los huracanes. Entre ellas figuró Amira Odeh, una puertorriqueña y organizadora ambiental quien, junto a una socia, comenzó a plantar árboles en un intento por reforestar a Puerto Rico con miras a mejorar la seguridad alimentaria en la isla. En la actualidad, el esfuerzo ha impactado unas 2,500 familias, mayormente a través de la plantación de árboles de frutos, destacó la joven. “Todavía queda mucho por hacer”, indicó. “Importamos mas del 90% de nuestro alimento y eso simplemente no es sostenible”.

Las otras panelistas fueron Adejah Benjamin, una estudiante de St. Thomas e integrante de la organización My Brother’s Workshop; y Sawana Fabien, natural de Dominica con estudios en manejo de desastres e integrante de la organización IsraAID, con sede en Israel.

Por otro lado, durante la sesión, Clinton anunció compromisos alcanzados por cuatro entidades para distintos proyectos en la zona caribeña. Estos incluyen el proyecto Cathexis, el cual lanzará un programa de intervención para dueños de negocios que perdieron sus comercios luego de los huracanes; Voces Resilientes, que implementará un programa de salud mental en Santurce; Hands Across the Sea, que se propone restaurar dos bibliotecas en Dominica; y el Sant Croix Foundation, la cual instalará paneles solares en cuatro centros comunitarios en la isla de Santa Cruz.


💬Ver 0 comentarios