La medida de reforma contributiva ha estado en el vaivén legislativo desde que la JSF le solicitó a la Asamblea Legislativa enmendar la medida a los fines de ampliar la línea de contingencia en $20 millones. (horizontal-x3)
La medida de reforma contributiva ha estado en el vaivén legislativo desde que la JSF le solicitó a la Asamblea Legislativa enmendar la medida a los fines de ampliar la línea de contingencia en $20 millones. (David Villafañe)

La aprobación de la Reforma Contributiva durante esta sesión legislativa que culmina el martes sigue siendo incierta, reconoció ayer el portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado, Carmelo Ríos.

“Los (proyectos) que no estén listos, no van a estar listos. En la reforma contributiva nosotros queremos ayudar al gobernador (Ricardo Rosselló Nevares), pero si la Cámara nos trae un escenario que es diferente a lo que fue el acuerdo original, pues nosotros lo vamos a ver en enero”, señaló Ríos durante tras finalizar la actividad de conmemoración del Día del Veterano, celebrada hoy en Cataño. 

La medida, que actualmente está en un Comité de Transferencia, ha estado en el vaivén legislativo desde que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) le solicitó a la Asamblea Legislativa enmendar el proyecto para ampliar la línea de contingencia en $20 millones. 

“Hay alguna gente que cree que esto hay que aprobarlo en diciembre y, sí, hay unos parámetros como el de (la reducción del IVU del) 11% al 7% en las comidas rápidas (fast food). Yo quiero tener eso lo más pronto posible, pero tampoco esto entra ahora, esto entra el año del 2019, así que tenemos tiempo”, aseguró Ríos al insistir en que “vamos a ayudar al Gobernador y vamos a hacer un proyecto como el que quiere”. 

Su aprobación en la Cámara de Representantes tampoco está segura, ya que el jueves pasado el presidente de dicho cuerpo legislativo, Carlos “Johnny” Méndez, expresó a El Nuevo Día que no atenderá la medida si como remedio para ampliar esa línea de contingencia se redujeran o eliminaran beneficios a los contribuyentes contemplados en el proyecto

Méndez añadió que el Departamento de Hacienda evalúa, entre sus alternativas para cumplir con el requisito del ente federal, unos recortes de las tasas a los contribuyentes, posición que no avala.

“Yo creo que sin van a mirar unos cortes en términos de tasas a los contribuyentes no deben ser ni a las de individuos ni que afecte la reducción del B2B ni mucho menos que sea mantener intacto el impuesto a los alimentos procesados”, puntualizó ese día.

La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, le exigió a la Legislatura (en una reunión celebrada la semana pasada) añadir al proyecto de reforma contributiva un alza en las garantías de ahorro del gobierno para atender cualquier posible desfase causado por la aplicación de la reforma, estudios que validen que la legalización de sobre 25,000 máquinas tragamonedas no tendrá un impacto adverso en los ingresos del gobierno y añadir un lenguaje que limite los poderes del secretario de Hacienda para fijar acuerdos contributivos con personas y corporaciones deudores.


💬Ver 0 comentarios