Walter Feliciano Medina inició ayer los trámites para una residencia a través del programa de Sección 8 de la Ley de Vivienda y Desarrollo Urbano. (horizontal-x3)
Walter Feliciano Medina inició ayer los trámites para una residencia a través del programa de Sección 8 de la Ley de Vivienda y Desarrollo Urbano. (André Kang)

Río Grande - Walter Feliciano Medina pasa sus noches en un carro en el estacionamiento de la escuela intermedia Liberata Hidalgo Molina en Río Grande. Es paciente de asma crónica, por lo que la carencia de al menos un abanico por la falta de servicio eléctrico o un generador no le permite pernoctar dentro del plantel escolar.

Lleva 77 días junto a otras 48 personas que permanecen en el segundo refugio más grande de la isla después de la escuela Eugenio María de Hostos, en Canóvanas, que alberga a sobre 130 personas, según el Departamento de la Vivienda.

Sin embargo, esta no es la mayor preocupación del hombre de 57 años.

“A mí me preocupa pensar qué va a pasar con nosotros. Nos dijeron que para el 15 de este mes tenemos que abandonar el plantel porque las clases tienen que comenzar –y eso lo entendemos– pero al menos díganos para dónde vamos, qué podemos hacer”, denunció Feliciano Medina, quien, justo antes de hablar con endi.com, había culminado los trámites para que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) acudiera a su casa a inspeccionar los daños causados por el huracán María.

Según Feliciano Medina, fue ayer mismo que pudo comenzar a tramitar una residencia a través del programa de Sección 8 de la Ley de Vivienda y Desarrollo Urbano.

“¿Y si eso no me lo aprueban antes del 15? ¿Si llega ese día y yo todavía no tengo a dónde ir… qué pasa conmigo entonces?”, exclamó.

Al igual que Feliciano Medina, varios de los refugiados abordados por este medio- quienes prefirieron permanecer en condición de anonimato- temen que cuando llegue el día de irse, se queden en la calle.

“Nosotros, los que estamos aquí, no es por comodidad, es que lo perdimos todo y no hemos podido reubicarnos. Los que ya se han ido se fueron porque podían, porque familiares los buscaron, porque tuvieron trato preferencial”, destacó una mujer de 27 años, quien no quiso ser identificada.

¿Qué les dijeron que pasaría si llega la fecha y no han logrado reubicarse?, preguntó endi.com

“La respuesta fue simple y directa: busquen otro refugio”, exaltó Feliciano Medina.

Durante los meses que llevan en el albergue han intentado moverse para reestablecer sus vidas en otro lugar, pero sus intentos han sido infructuosos.

“Yo he llenado lo de FEMA, he solicitado en Vivienda, que vinieron también ayer. Ahora en Sección 8 a ver. Yo no quiero mendingar, pero estas son mis condiciones”, concluyó.

El personal de Vivienda que se encontraba en el lugar declinó hacer expresiones a la prensa.

De manos atadas el municipio

Al ser abordado sobre los reclamos de los refugiados en su municipio, el alcalde Ángel “Bori” González destacó que es una “preocupación enorme” y que está “en la mejor disposición de ayudar en la transición de estos ciudadanos”, pero no es mucho lo que puede hacer ante la situación.

“Mira, yo tengo varios planteles cerrados. Hay uno en las Dolores que ni Vivienda ni FEMA quieren certificar. En otros municipios los han movido a residenciales, hasta a fábricas los han movido, pero aquí ninguno de los lugares que intentamos identificar han sido certificados por las instituciones pertinentes”, indicó González.

El ejecutivo municipal recalcó en repetidas ocasiones que está al tanto de la situación de los acogidos en la escuela intermedia y que está haciendo lo posible para que estas personas no queden en la calle, pero la falta de energía eléctrica en el municipio y la inminente reapertura del plantel lo hacen “cuesta arriba”.

De hecho, González indicó que, de quedarse sin lugar para reubicar a las 48 personas, estaría dispuesto a ofrecer la única escuela que le pertenece al municipio - ubicada en el sector la Ponderosa - y que estaba siendo habilitada para convertirse en un centro de cuido preescolar.

A más de dos meses del paso del huracán María, hay 40 refugios abiertos que albergan a 834 personas, según status.pr.

De otro lado, el acalde hizo un llamado al director ejecutivo interino de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Justo González, a que atienda la situación en Río Grande.

“Aquí seguimos con un 0% de generación eléctrica y yo entiendo que el proceso tarda y que se está haciendo el mayor esfuerzo, pero algunos llevan desde Irma, nunca les llegó la luz”, encausó a González, a la vez que afirmó que espera por el director de la AEE para que le dé un “update” de la línea 3100 que energiza la parte de la carretera PR-3.


💬Ver 0 comentarios