La iniciativa se basará en cuatro puntos estratégicos como el diagnósticos de casos nuevos, tratamiento rápido y efectivo, protección para evitar infecciones y respuesta rápida para detener nuevos brotes. (semisquare-x3)
La iniciativa se basará en cuatro puntos estratégicos como el diagnósticos de casos nuevos, tratamiento rápido y efectivo, protección para evitar infecciones y respuesta rápida para detener nuevos brotes. (GFR Media)

Puerto Rico es parte del “Plan para América”, una iniciativa del presidente Donald Trump para atajar la epidemia de VIH que arropa a Estados Unidos, incluyendo a la isla.

La meta es reducir los diagnósticos nuevos en un 75% en un plan de cinco años, mientras que en diez años el fin que persiguen es que la baja de casos nuevos alcance el 90%.

“Hemos perdido las vidas de más de 700,000 americanos por VIH desde el 1981. En los próximos diez años tenemos la oportunidad de acabar con la epidemia de VIH para la próxima generación”, comentó el secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, en declaraciones escritas.

Datos del Departamento de Salud de Estados Unidos advierten que más del 50% de los diagnósticos nuevos en el 2016 y 2017 ocurrieron en 48 condados, Washington D.C. y San Juan, Puerto Rico.

Según el doctor Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), esta iniciativa se basará en cuatro puntos estratégicos: diagnósticos de casos nuevos, tratamiento rápido y efectivo, protección para evitar infecciones y respuesta rápida para detener nuevos brotes.

Además, Redfield anunció que bajo esta estrategia se formarán equipos para la eliminación de VIH para asegurar que las comunidades con la mayor carga tengan progreso.

Datos del Departamento de Salud advierten que hasta el pasado 31 de enero en Puerto Rico había 1,904 personas viviendo con VIH en Puerto Rico y 1,105 personas con sida.



💬Ver 0 comentarios