El Nuevo Día informó los últimos acontecimientos desde el área del incidente en el Hercules C-130

Un reporte sobre la investigación de las causas del accidente de un avión militar de carga de la Guardia Nacional de Puerto Rico reveló que no se siguieron los protocolos de seguridad necesarios durante los minutos previos a la colisión del pasado 2 de mayo.

“Después de un extenso análisis de factores humanos y de ingeniería, se identificó por una preponderancia de la evidencia de que la causa del accidente fue un error del piloto. Si no se siguen los procedimientos y las listas de verificación, la aeronave se encuentra en una posición de vuelo peligrosa y es vulnerable a una entrada de timón errante”, lee el comunicado divulgado esta tarde por la Fuerza Aérea Armada de Estados Unidos.

Nueve militares puertorriqueños iban a bordo del Hercules C-130 y todos murieron en el accidente. La nave estaba adscrita a la 156 Ala Aerotransportada de la Guardia Nacional con asiento en la base Muñiz, Carolina.

El equipo de la Junta de Investigación de Accidentes,  liderado por el general John C. Millard, director adjunto de Planes Estratégicos, Requisitos y Programas de AMC, determinó que la gestión de la tripulación en cuanto a la falla se desvió de los procedimientos estándares y las órdenes técnicas.

"Al realizar una revisión e investigación exhaustiva, esperamos proporcionar respuestas a las familias de valientes aviadores que perdieron la vida y evitar futuras ocurrencias y tragedias", sostuvo Millard.

Según el reporte, al rodar por la pista, durante el despegue inicial, el motor más a la izquierda de la aeronave -también conocido como el motor número uno- experimentó una disminución significativa en las revoluciones por minuto (RPM) y el torque, lo que disminuyó sustancialmente el empuje (la fuerza que mueve la aeronave a través del aire).

“La deficiencia de empuje no fue reconocida por la tripulación hasta momentos antes del despegue, cuando la aeronave viró a la izquierda y casi salió de la pista hacia la grama antes de lograr el vuelo. En el ascenso inicial, la tripulación no aplicó correctamente los procedimientos normales y de emergencia para abordar la situación, incluida la aplicación incorrecta del timón izquierdo y un giro a la izquierda en la dirección del motor averiado”, se informó.

Añade que el manejo incorrecto de un timón izquierdo dio lugar a un fallo en el ala izquierda. La aeronave descendióe impactó el terreno en la carretera 21 del estado de Georgia. Ningún transeúnte resultó afectado por el accidente.

Este medio solicitó una reacción de la Guardia Nacional local, pero el portavoz de prensa, Paul Dahlen, informó que no están autorizados a emitir declaraciones sobre el informe. 

Otros factores nombrados en el reporte incluyen “la incapacidad de la tripulación para prepararse adecuadamente para las acciones de emergencia, interrumpir el despegue, ejecutar adecuadamente las listas de verificación y procedimientos apropiados para el despegue y el apagado del motor".

El equipo multidisciplinario condujo una investigación del 18 de junio al 16 de julio para evaluar los hechos y circunstancias del accidente y determinar su causa. El equipo, según el informe, se basó en múltiples fuentes, incluidas entrevistas, registros, vídeos, materiales informativos e inspección de los restos de los aviones para reunir una secuencia detallada de eventos relacionados con el accidente del WC-130H para determinar la causa del accidente.

La aeronave despegó a eso de las 11:15 a.m. desde el aeropuerto de Savannah hacia Arizona el 2 de mayo. El siniestro ocurrió 13 minutos después del despegue cuando se reportó a las 11:28 a.m.

Esa tarde, el ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, Isabelo Rivera Negrón, confirmó que la nave se dirigía hacia Tucson, Arizona, donde sería decomisada luego de 60 años de uso.

Informe del accidente del avión de la Guardia Nacional by El Nuevo Día on Scribd


💬Ver 0 comentarios