(horizontal-x3)
Obed Betancourt, asesor de prensa de Ciencias Forenses. (Vanessa Serra Díaz)

Los ánimos se caldearon considerablemente esta tarde durante una vista conjunta de las comisiones de Salud y Seguridad Pública de la Cámara de Representantes, las que investigan irregularidades administrativas en el Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

A eso de las 1:30 p.m., el presidente de la Comisión de Salud, Juan Oscar Morales, llamó a todos los citados para dejarles saber que se decretaría un receso hasta las 2:30 p.m.

Morales optó por iniciar la vista con el testimonio de la subcomisionada Mónica Menéndez y envió al resto de los citados a otro salón.

Todos fueron juramentados.

Fue entonces cuando Morales le preguntó al asesor de prensa del NCF, Obed Betancourt, si había dejado una grabadora prendida durante el testimonio de Menéndez. Betancourt contestó que sí.

Morales le indicó que tenía que entregar la grabadora, a lo que Betancourt, un periodista inactivo, se negó, indicándole que “ni a un tribunal”. Esto provocó que durante el receso de poco más de una hora, Betancourt tuviera que quedarse en el interior del salón de audiencias 1, custodiado por un ujier.

Durante un extenso interrogatorio, Morales trató de que Betancourt reconociera que había sido la fuente de información de un reportaje de prensa en que se le vinculaba - según Morales falsamente - al legislador con un funerario. En un momento dado, Betancourt dijo que se amparaba en la libertad de prensa y la ley que protege a delatores de delitos para no contestar las preguntas.

Morales también acusó a Betancourt de entorpecer una vista ocular el 20 de julio en el NCF.

En otro momento, el representante novoprogresista José Pérez Cordero le recordó a Betancourt que prestaba testimonio bajo juramento, a lo que Betancourt le contestó: "¿Y?"

Esto provocó la ira de Pérez Cordero, quien le recordó que representaba a 125,000 electores.

Sin identificarlos, Morales abrió los trabajos en la mañana señalando que un empleado del NCF había invitado a alguien de la Cámara a pelear. Luego se supo que se trataba de Betancourt, quien sostuvo un altercado con el asesor Edwin Mundo. Otro portavoz del NCF, Juan José Díaz, negó que Betancourt lo haya invitado a pelear.

Carlos Vélez Miranda, presidente de la Unión de empleados del NCF, también acusó en plena vista a Betancourt de haberle faltado el respeto. Betancourt lo negó.

Morales justificó la citación de Betancourt indicando que hay ciertas “estrategias de prensa” y que “tengan cuidado con personas como esta que, en vez de informar, desinforman”.


💬Ver 0 comentarios