Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Participaron en el foro ayer, de izquierda a derecha, Dora Nevárez, Iris Rosario, Francisco Borelli y Ángeles Acosta. (Gerald López Cepero)

Unas 40 reconocidas figuras de la comunidades legal, religiosa y artística firmaron una carta pública en la que le piden al gobernador Ricardo Rosselló que vete la nueva Ley de Menores avalada por la Legislatura e impulsada por el presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez.

La carta, que será difundida en un acto público hoy a las 10:00 a.m. en el Colegio de Abogados, al que se invitaron a otras figuras que quieran firmar, fue obtenida ayer por El Nuevo Día.

La misiva dice que “la propuesta Ley de Justicia Juvenil aprobada por la Legislatura permite injustamente que más niños puedan ser juzgados como adultos; amplía y aumenta las penas que puedan imponérseles; disminuye la posibilidad de que los menores puedan ser sometidos a mediación de conflictos; y limita más su libertad y su acceso a la Justicia”.

“El Estado no puede exigirle responsabilidad a un menor que socialmente, biológicamente y psicológicamente no entiende la naturaleza, gravedad o peligros de ciertas conductas incurridas y, por tanto, no puede exigirle que responda jurídicamente”, se agrega en la carta.

“Urgimos del gobernador a no firmar el proyecto que crea la Ley de Justicia Juvenil y en cambio a reformar el sistema de justicia juvenil de manera justa, amplia, educada, compasiva y rehabilitadora, conforme a los principios de derechos humanos adoptados por la Organización de Naciones Unidas”, dice la declaración, que hasta ayer en la tarde tenía 39 firmas.

La carta es impulsada por el presidente del Colegio de Abogados, Alejandro Torres Rivera, y el presidente de la Comisión en Torno a los Derechos de los Niños del mismo organismo, Reynaldo Alegría.

“La Junta de Gobierno del Colegio de Abogados aprobó una resolución unánime reiterando el compromiso del Colegio con el desarrollo, salud, seguridad y felicidad con la niñez en Puerto Rico y denunciando el grave atropello a los derechos humanos que representan los Proyectos de la Cámara 1035 y 1036”, dijo Torres Rivera.

Entre los firmantes están los decanos de las tres escuelas de derecho de Puerto Rico: Vivian Neptune, de la Universidad de Puerto Rico (UPR); Julio Fontanet, de la Universidad Interamericana, y José Frontera Agenjo, de la Pontificia Universidad Católica.

También firmaron el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves; el obispo metodista emérito Juan Vera; el obispo luterano Felipe Lozada y el secretario general de la Sociedad Bíblica, Heriberto Martínez.

Entre los firmantes, también figuran las escritoras Ana Lydia Vega y Mayra Santos, la actriz Cordelia González, el banquero José Enrique González y la exsecretaria de la Familia Yolanda Zayas.

Ley sin base científica

Los proyectos de Méndez, que no se discutieron en vistas públicas, fueron aprobados la semana pasada por ambas cámaras legislativas y en este momento solo esperan la firma de Rosselló, quien no se ha expresado públicamente sobre este tema. La Legislatura también aprobó una medida del senador independiente José Vargas Vidot, que propone un sistema menos punitivo y establece en 13 años la edad mínima para que un niño pueda ser procesado en corte.

Los proyectos de Méndez fueron discutidos ayer en un foro en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana, en la que también se urgió al gobernador a que no los firme.

Los ponentes -la criminóloga Dora Nevárez, el juez Francisco Borelli, la abogada Iris Yadira Rosario y la psicóloga infantil Ángeles Acosta- dijeron que los proyectos de Méndez no se basan en ninguna evidencia empírica de que los menores delinquen más que los adultos, ni toman en cuenta los múltiples estudios científicos, ni la jurisprudencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos, que establecen que los menores no pueden ser tratados como adultos en el sistema penal.

“Estos proyectos hacen más difícil que los menores sean tratados como menores”, dijo Nevárez, quien lleva décadas estudiando el tema de la delincuencia juvenil.

Acosta, quien sirve de perito en casos contra menores en los tribunales, agregó, por su parte, que “existe suficiente evidencia científica para sostener que la conducta de un adolescente es diferente a la de un adulto porque está en etapa de desarrollo”. Los proyectos de Méndez, agregó, “son completamente irracionales”.

El juez Borelli, quien precisó que hablaba a título personal, dijo que el proyecto parte de premisas irrazonables y que estigmatizan a menores como personas que están “en una escala menor” que el resto de los ciudadanos.

“El niño y la niña es la persona más vulnerable. Así lo estima la ciencia y lo ha reconocido el Tribunal Supremo de Estados Unidos”, dijo el juez Borelli.

Los ponentes urgieron al gobernador a que convoque un grupo multisectorial que diseñe una nueva ley de menores.


💬Ver 0 comentarios