Walter Alomar, presidente de la Junta de Gobierno. (GFR Media) (semisquare-x3)
Walter Alomar, presidente de la Junta de Gobierno. (GFR Media)

El decanato de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de Río Piedras, investiga una querella que se presentó contra el profesor y presidente de la Junta de Gobierno del sistema universitario, Walter Alomar, por un presunto patrón de tardanzas y supuestamente impartir clases en estado de embriaguez. 

Así lo confirmó a El Nuevo Día la presidenta del Consejo de Estudiantes de la Escuela de Derecho (CEED), Verónica Vega Ferrer, luego que se filtró la información de una de las estudiantes querellantes en Pulso Estudiantil.

La carta de una estudiante como representante del grupo de primer año nocturno, detallaba que el profesor había llegado 30 minutos tarde a la clase del 21 de noviembre, y que algunos notaron que llegó en estado de embriaguez.   

“Tan pronto el Decanato de la Escuela de Derecho advino en conocimiento, se tomaron las acciones para  citar al profesor y citar al comité de personal, y empezar a trabajar la situación y citaron a los estudiantes involucrados”, relató Vega Ferrer.

La presidenta del CEED informó que, en la tarde de hoy, estará enviando el informe escrito a la decana, Vivian Neptune, luego de recibir el insumo de una de las partes sobre el remedio que está solicitando. 

Aclaró que ninguna de las personas querellantes ha pedido que la acción administrativa sea la destitución del profesor. “La preocupación mayor es que se les asegure que se va a cubrir el material de la clase de manera que no se perjudique su proceso de aprendizaje”, comentó.

Vega Ferrer reconoció, sin embargo, que hay versiones contradictorias, pues hay otro grupo de estudiantes desmintiendo los hechos y defendiendo al profesor, en una segunda carta que enviaron al decanato.

“No estamos en posición de desmentir ni una parte ni la otra. Todos los estudiantes deben ser representados de igual forma… Entiendo que se va a poder resolver porque todas las partes han estado colaborando en el proceso”, comentó la presidenta del CEED.

“La postura del consejo es que con una sola persona que tenga un reclamo, tenemos que actuar para atender el reclamo de ese estudiante”, agregó.

Este diario intentó conseguir una reacción del profesor Alomar, pero al momento de la publicación no había contestado.

En cambio, la directora de la Oficina de Prensa, Joann Hernández, envió a El Nuevo Día una carta suscrita por un grupo de cinco estudiantes quienes desmienten las alegaciones y defienden la ejecutoria del profesor.

“Solicitamos la desestimación de cualquier represalia que pueda traer dichas acusaciones que sin duda alguna son falsas. Exigimos disculpas de quienes han tratado por medio de especulaciones dañar la imagen de un profesor que por 10 años ha demostrado su lealtad y compromiso con esta prestigiosa institución”, lee la misiva.


💬Ver 0 comentarios