La rama ejecutiva y legislativa están trabajando en llegar a unos acuerdos sobre la reforma contributiva y la Junta de Supervisión Fiscal.

La aprobación de la reforma contributiva sigue siendo incierto tras la directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Natalie Jaresko, hacerle nuevos requerimientos a la Asamblea Legislativa para certificar que el documento cumple con el plan fiscal aprobado por el organismo.

En esencia la Junta le hizo tres exigencias a la Legislatura: un alza en las garantías de ahorro del gobierno para atender cualquier posible desfase causado por la aplicación de la reforma, estudios que validen que la legalización de sobre 25,000 máquinas tragamonedas no tendrá un impacto adverso en los ingresos del gobierno y añadir un lenguaje que limite los poderes del secretario de Hacienda para fijar acuerdos contributivos con personas y corporaciones deudores.

Tanto el presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, como su homólogo en el Senado, Thomas Rivera Schatz, indicaron que su único reparo con las peticiones del organismo recae en alza solicitada en las garantías de ahorros. “Somos de la opinión que tal y cual se diseñó y se aprobó están atendidas, conforme a la información que nos dio el Ejecutivo. Ellos quieren ahora elevar un poco más el número…”, expresó Rivera Schatz.

“Lo que está en el proyecto ahora mismo es razonable, es una garantía de que el gobierno va a tener un cojín lo suficiente cómodo para que la reforma funcione, pero ellos quieren más”, expresó Méndez.

A pesar del requerimiento, indicaron que Jaresko no específico a cuánto más deben elevarse los ahorros que, según la medida avalada por ambos cuerpos legislativos, actualmente alcanza los $98 millones. La información para establecer el nuevo cálculo será enviada al Departamento de Hacienda por la JSF para su análisis.

“El Departamento de Hacienda revisará qué partes afecta de la reforma y del plan, los números que la Junta nos va a ofrecer ahora”, sostuvo Rivera Schatz.

“Estoy satisfecha de que hemos podido dialogar de forma profesional y amigable con la Junta. Vamos a suplir la información adicional que nos pidieron y dios mediante tendremos una reforma para beneficiar a los contribuyentes”, dijo la secretaria de Hacienda, Teresita Fuentes.

El liderato legislativo, la secretaria de Hacienda y el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara se reunieron hoy, martes, con Jaresko en la oficina del presidente cameral a las 12:00 del mediodía. Concluido el cónclave, el cual se extendió por más de una hora, Jaresko hizo unas breves expresiones en las que se limitó a decir que el encuentro había sido “productivo”. No aceptó preguntas de los medios de comunicación.  Una hora después emitió un comunicado con información adicional.

“Compartimos nuestras preocupaciones con los legisladores y sus equipos, así como con la secretaria de Hacienda, y les solicitamos información adicional. Analizaremos a profundidad cualquier cambio adicional que surja del proceso legislativo para asegurar cumplimiento con el plan fiscal certificado”, señaló Jaresko por escrito.

A pesar de que la carta de la JSF contenía otros señalamientos a la reforma contributiva -como la reducción de Impuesto sobre las Venta y Uso (IVU) en los alimentos preparados, que se hizo extensiva a todo tipo de transacción-, la reunión se limitó a atender los tres puntos mencionados, sostuvieron los líderes legislativos.  

“Dicho de la manera más sencilla entre el Gobernador, Cámara y Senado no hay diferencias. Sencillamente hay tres puntos que ha traído la Junta ahora, tres puntos nuevos que, no porque los traiga la Junta, sencillamente nos parecen razonables, los podemos visitar”, puntualizó Rivera Schatz.

A pesar de los planteamientos, Rivera Schatz indicó que confían en aprobar la reforma contributiva en la sesión del jueves. “Si lo que se trae es razonable, con mucho gusto, si no, pues, los enfrentamos”, dijo Rivera Schatz.


💬Ver 0 comentarios