Jornada se une a oposición en contra de privatizar la AEE (horizontal-x3)
Unirán a la convocatoria lanzada por la UTIER para una oposición multisectorial a la privatización de la AEE. (Ramón Tonito Zayas)

La organización “Jornada se Acabaron las Promesas” anunció hoy que se unirá a los esfuerzos para evitar la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica(AEE).

Una de sus portavoces, Jocelyn González, indicó en conferencia de prensa que se oponen a la propuesta del gobernador Ricardo Rosselló de poner a la venta los activos de la corporación pública a empresas privadas, por entender que no es la opción que mejor responde a los intereses de los ciudadanos.

También responsabilizaron por la intención de privatización a la Junta de Supervisión Fiscal, entidad creada por una ley federal para controlar las finanzas del gobierno de Puerto Rico.

“Hace mucho tiempo que el sistema público de energía eléctrica está bajo la mira de esos buitres y finalmente les llegó el momento propicio para proponer la privatización”, sostuvo González.

Añadió que vender los activos de la AEE “es ponerlos en manos del mismo sector privado corrupto e incompetente que le paga las campaña a los políticos y que ha destruido o hecho inaccesibles otros servicios básicos privatizados com la salud, las telecomunicaciones y las carreteras”.

González señaló que unirán a la convocatoria lanzada por la UTIER para una oposición multisectorial a la privatización de la AEE.

No obstante, la portavoz destacó que la oposición de la organización mayormente se concentrará en una “campaña de educación” a los ciudadanos sobre alternativas al modelo que actualmente está a cargo de la AEE, pues entienden que tampoco funciona la estructura existente a cargo de la corporación, incluyendo la Junta de Gobierno y la Comisión de Energía.

Proponen modelos de gobernanza locales. De hecho, en algunas jurisdicciones de Estados Unidos, las compañías públicas de energía eléctrica o comisiones gubernamentales que supervisan la operación de empresas privadas operan o toman decisiones basadas en mandatos de los ciudadanos a través de votaciones.

“Nosotros planteamos que las comunidades y los sectores de interés son quienes deben administrar el servicio de energía eléctrica”, sostuvo González.

“Los trabajadores de la AEE son los que tienen el expertise para orientar a las comunidades de cómo implementar su servicio de energía eléctrica. Por eso son parte de la propuesta y del proceso”, agregó la portavoz del grupo, que se organizó después de que el gobierno federal aprobó la Ley PROMESA.

El plan de privatización contempla la situación económica de la AEE, que está falta de liquidez, además de una deuda que asciende a casi $10,000 millones.

Según la Jornada, ese asunto se atendería si el gobierno destina los recursos a ese y otros servicios esenciales en vez “de pagar una deuda ilegal”, en referencia a la deuda pública del gobierno de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios