En lo que va del año escolar, 53 maestros han renunciado a sus puestos, mientras que otros 44 se han acogido al retiro y 33 se han acogido a licencias por enfermedad. En total, hay 297 puestos de maestros vacantes. (GFR Media) (horizontal-x3)
En lo que va del año escolar, 53 maestros han renunciado a sus puestos, mientras que otros 44 se han acogido al retiro y 33 se han acogido a licencias por enfermedad. En total, hay 297 puestos de maestros vacantes. (GFR Media)

A dos meses de haber iniciado el año escolar, el Departamento de Educación busca alternativas para llenar 345 vacantes que han surgido en las escuelas, en su mayoría de maestros.

Casi todos los puestos que hoy están vacíos estuvieron ocupados por empleados regulares o transitorios en algún momento de agosto y septiembre, pero desde entonces han renunciado, se han jubilado o se han acogido a alguna licencia, indicó la secretaria de Educación, Julia Keleher.

Aunque no es una solución permanente para el problema de las vacantes, Keleher indicó que la agencia puede asegurarse que los estudiantes reciban sus clases mediante un programa para asignar maestros sustitutos a las escuelas.

Para esto, Educación utilizará un presupuesto de $10 millones y prevé contratar a 463 maestros sustitutos para toda la isla. Estos no serán empleados a tiempo completo de la agencia, sino que serán convocados por directores escolares según surja la necesidad en las escuelas.

“El punto no es tener más sustitutos para llenar vacantes a largo plazo. La intención es que se usen cuando un maestro se enferma o tiene que hacer algo en el día, para que los nenes no estén en el patio”, sostuvo Keleher, quien detalló que se usará una plataforma tecnológica a través de la cual los maestros informarán su ausencia, los directores harán la petición y los sustitutos recibirán una alerta por correo electrónico.

Los maestros sustitutos deben tener preparación en Educación, mas no así un certificado de maestros. La secretaria precisó que estos puestos podrían ser ocupados, por ejemplo, por maestros retirados o por universitarios que quieran adquirir experiencia en un salón de clases.

Los interesados pueden solicitar ser parte del proyecto hasta este viernes.

El pasado cuatrienio, se lanzó el proyecto “Maestro siempre presente”, pero solo operó en dos regiones educativas.

Asimismo, la secretaria de Educación señaló que hoy vence el período para que presenten su solicitud los maestros interesados en participar de estrategias de coenseñanza (“team teaching”).

Este proyecto, que estrenó el año pasado, asigna dos maestros para un mismo salón, lo cual fortalece las estrategias de instrucción individualizada para los estudiantes, explicó Keleher.

“Tenemos muchas necesidades, pero queremos que la mayor cantidad de recursos lleguen a las escuelas”, añadió.

El desglose

De las 345 vacantes contabilizadas hasta ayer, 297 responden a plazas de maestros, detalló Keleher.

“Educación tiene que contar con la fuerza laboral que necesita para poder operar y ofrecer un servicio de calidad. Para eso, necesita haber un compromiso de los empleados, y tenemos que ver cómo logramos que exista ese compromiso”, expresó la secretaria.

Una de las estrategias para reducir la cantidad de puestos vacíos a largo plazo es convertir a unos 2,000 maestros transitorios en empleados permanentes de la agencia, una medida que fue anunciada hace dos meses por la secretaria y el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

Los maestros transitorios son docentes reclutados mediante contratos que se extienden por un año o un semestre escolar, por lo cual la agencia se ve obligada a contratar ese personal cada receso académico.

Tenemos que hacerle justicia a los transitorios. No es justo que estén en incertidumbre ni que el sistema esté en esa incertidumbre. Si yo sé que los necesito, ahora tengo esa visibilidad de que estos son los que me hacen falta, pues vamos a darles las plazas”, expresó, al señalar que le han llegado relatos de que maestros transitorios han renunciado o no han llegado a las escuelas después de ser reclutados porque les han ofrecido empleos en otros lugares.

La secretaria reconoció que le preocupa que 41 de las vacantes -entre ellas 28 maestros- se deben a personas que fueron separadas de sus puestos por medidas cautelares. Esta es una acción que se toma, entre otras razones, como parte de un proceso disciplinario o mientras se investiga una denuncia que involucre a algún empleado.

Solo 58 vacantes responden a puestos que no se han podido llenar desde agosto.

Keleher sostuvo que la cifra sería mayor si no se hubiese creado una estrategia para reclutar personas con preparación en Educación pero que no cuentan con certificaciones de maestros. Al momento, hay 656 maestros trabajando sin alguna certificación, bajo una iniciativa distinta -y otros términos- a la de maestros sustitutos. Estos tendrán que obtener su certificación como maestros.

“No los voy a dejar, no voy a seguir dándole un empleo si no se certifica. Si queremos tener un servicio educativo de calidad, se tienen que certificar”, expresó.

Keleher indicó que ninguno de estos proyectos debe ser autorizado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), pues no está modificando el presupuesto que le fue aprobado.


💬Ver 0 comentarios