Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la JSF, espera disipar, mediante el memorando, las dudas existentes sobre la implementación de las medidas incluídas en la reforma laboral. (semisquare-x3)
Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la JSF, espera disipar, mediante el memorando, las dudas existentes sobre la implementación de las medidas incluídas en la reforma laboral. (Ramón “Tonito” Zayas)

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) anunció, mediante comunicación escrita, que hizo entrega al gobernador Ricardo Rosselló Nevares y los líderes legislativos Thomas Rivera Schatz y Carlos "Johnny" Méndez, de un memorando de 2,198 páginas que detalla las bases para implementar la propuesta reforma laboral y su impacto proyectado en la economía de Puerto Rico.

La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, sostuvo en el comunicado de prensa que entregó toda la información necesaria para "permitir un entendimiento claro y transparente de la importancia que conlleva la implementación de la reforma laboral propuesta en el Nuevo Plan Fiscal para Puerto Rico".

"Estamos confiados en que la implementación del espectro completo de reformas estructurales propuestas en el Plan Fiscal, que incluye la reforma laboral, será transformativa para Puerto Rico", sostuvo Jaresko.

"Debemos resaltar la importancia de implementar este conjunto de reformas en su totalidad para poder lograr el máximo impacto positivo para la gente - crear más empleos y oportunidades, transmitir confianza, fortalecer la competitividad de la isla y devolver la economía a una ruta de crecimiento, así como poder desarrollar un plan de ajuste razonable que nos ayude a finalizar los procedimientos en el tribunal del Título III (de la ley PROMESA)", añadió la directora ejecutiva de la JSF.

Rosselló Nevares llegó a varios acuerdos con la JSF para lograr la aprobación del presupuesto de Puerto Rico, incluyendo la eliminación de la Ley 80 (Ley de indemnización por despido sin justa causa) de 1976, a cambio de mantener el bono de Navidad, las licencias de vacaciones con paga y los días de enfermedad.

De acuerdo con lo negociado con la JSF, el proyecto para derogar la Ley 80 deberá ser aprobado en o antes del 27 de junio y será efectivo en enero de 2019. 

La información sometida por la JSF incluye, además, estudios de casos hechos en varios países con similitudes a Puerto Rico, "en donde reformas similares lograron incrementar el crecimiento económico con éxito".

El voluminoso memorando contiene datos estadísticos de participación laboral en la isla, estimados sobre el posible incremento del producto nacional bruto de implementarse las medidas de la reforma laboral y muchos otros estudios.

"La Junta Fiscal cree que las medidas incluidas en la reforma laboral del Nuevo Plan Fiscal aumentará el atractivo del mercado laboral local y logrará que Puerto Rico sea más competitivo y atractivo para inversiones que crearían empleos. Ninguna de las provisiones de la reforma laboral coloca a los trabajadores en Puerto Rico en desventaja en comparación con trabajadores en los Estados Unidos", reza el documento sobre al aumento estimado en el producto nacional bruto.

Del mismo modo, el memorando explica que las leyes en la isla imponen sobre los empleadores otorgar beneficios que resultan costosos "y que no son comparables con lo establecido en otras jurisdicciones de los Estados Unidos. Estos beneficios compulsorios lo que hacen es aumentar los costos laborales. Además, los beneficios de tiempo de vacaciones y de enfermedad compulsorios constituyen pagos por tiempo que no se trabajó".

Entre los múltiples estudios e informes incluidos en el memorando se encuentra uno sobre "Los efectos de la regulación de contrataciones y despidos sobre el desempleo y empleo: evidencia basada en información de encuestas", llevado a cabo por la Universidad de Bath y publicado en el 2007. El estudio utilizó información recopilada de las Encuestas de Opinión que el Foro Económico Mundial realiza anualmente en un gran número de países.

El estudio, que utilizó información de encuestas completadas por ejecutivos de empresas en Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Japón, Holanda, Nueva Zelanda, Noruega, Portugal, España, Suecia, Suiza, Inglaterra y los Estados Unidos, encontró que "el tener regulaciones flexibles para la contratación y despido de personal son favorables para los trabajadores, particularmente para las mujeres, empleados jóvenes y trabajadores de poca destreza".

"Si las regulaciones sobre contrataciones de término fijo y sobre agencias de empleo son flexibles, estos trabajadores tienden a tener más oportunidades de conseguir empleo mediante contratos temporeros de agencias de empleo y, por ende, tienden a establecerse en el mundo laboral. Si las regulaciones no son muy estrictas, las empresas tienden a inclinarse hacia la contratación de mujeres, jóvenes y trabajadores de poca destreza por tiempo indefinido, pues estarían en una posición de despedirlos de inmediato si las ganancias por mantenerlos bajo empleo resultan ser inadecuadas o si el panorama económico del negocio se deteriorara. En resumidas cuentas, estos trabajadores se benefician del alcance de la planificación de los empleadores", fue la conclusión a la que se llegó en el estudio.


💬Ver 0 comentarios