Pronóstico impuesto sobre un mapa de la trayectoria de la tormenta tropical Kirk en los próximos dos días. (Captura / Centro Nacional de Huracanes) (horizontal-x3)
Pronóstico impuesto sobre un mapa de la trayectoria de la tormenta tropical Kirk en los próximos dos días. (Captura / Centro Nacional de Huracanes)

Los vientos y fuertes lluvias de la tormenta tropical Kirk afectan actualmente a las islas de Barbados, Martinica y Santa Lucía, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) en el boletín intermedio de las 8:00 p.m. 

El centro del ciclón entrará, en las próximas horas, por la zona noreste de Santa Lucía, y sus vientos máximos de 50 millas por hora, que ya afectan a Barbados, también se sentirán en Martinica, Dominica y las islas de San Vicente y Granadinas.

Mientras, entre mañana en la noche y el sábado en la madrugada, el sistema pasaría a unas 140 millas al sur de la costa de Ponce, detalló la meteoróloga Odalys Martínez, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan. 

A las 8:00 p.m., Kirk se movía al oeste-noroeste a 14 millas por hora. Específicamente, se encontraba en la latitud 13.9 grados norte y la longitud 60.7 grados oeste, a 15 millas náuticas al este de Santa Lucía y a 60 millas al este-sureste de Martinica. 

Los vientos de tormenta tropical se extienden a 140 millas del centro y tiene una presión central de 1002 milibares. 

Se espera que Kirk produzca entre cuatro a seis pulgadas de lluvia en las Antillas Menores y hasta 10 pulgadas en Martinica y Dominica, informó el NHC. 

Una vez pase el arco de las Antillas Menores, Kirk se debilitará. La meteoróloga Martínez explicó que el sistema se topará con vientos cortantes que generarán un “ambiente hostil” para su desarrollo. 

El NHC ha pronosticado que el sistema se degradaría a una depresión tropical antes de pasar al sur de Puerto Rico entre el viernes en la noche y el sábado en la madrugada. Sin embargo, el boletín de las 5:00 p.m. del NHC pronosticó que el sistema podría depositar de dos a cuatro de lluvia, hasta un máximo de seis pulgadas en zonas aisladas, entre mañana, viernes, y el sábado.

En la medida que el ciclón se acerque a la isla, las condiciones del tiempo y marítimas se deteriorarán. 

“Ya el viernes en la tarde hacia el sábado se tornará el tiempo inestable, con lluvias y tronadas”, dijo la hidróloga del SNM. 

Mencionó que se pronostica que Kirk deje en el este de Puerto Rico acumulaciones de dos a cuatro pulgadas de lluvia y a hasta seis pulgadas en zonas aisladas.  

Mira el movimiento de Kirk

via GIPHY

Asimismo, el SNM ha alertado de la alta probabilidad de que se registren deslizamientos e inundaciones a través de la isla. También se ha advertido que en la zona oeste pudiesen reportarse salida de ríos y golpes de agua.

Mañana también se espera un deterioro de las condiciones marítimas tanto para aguas del mar Caribe como del océano Atlántico. Esto se deberá a la presencia de una baja presión al norte de Puerto Rico que produce fuertes marejadas, así como el paso de Kirk por la región.  

La meteoróloga expuso que se auguran olas de hasta 10 pies y olas rompientes de mayor tamaño. 

El SNM alertó de la posibilidad de que se registren corrientes de resaca, inundaciones costeras y erosiones costeras, “especialmente en la costa del norte y este de la isla”.

Debido a estas condiciones que se auguran, la agencia meteorológica emitió una advertencia para operadores de pequeñas embarcaciones que estará en efecto desde mañana a las 8:00 a.m. hasta las 2:00 p.m. del domingo. 

Las playas también estarán peligrosas. Martínez comentó que el riesgo de corrientes submarinas estará alto, por lo que se recomienda a los bañistas a no entrar a nadar a ninguna de las playas de Puerto Rico desde mañana hasta el domingo. Estas corrientes arrastran a las personas hacia mar afuera, lo que aumenta el peligro de ahogamiento. 

Se auguran lluvias para esta tarde

Para hoy, el SNM ha pronosticado una tarde lluviosa, especialmente para el suroeste de la isla. Estos aguaceros se formarían por la humedad disponible y la combinación de los efectos locales. 

Martínez indicó que inundaciones urbanas y de pequeños riachuelos son posibles para el oeste, ya que los suelos están saturados. 

Entretanto, las condiciones marítimas continúan picadas. Se registran olas hasta seis pies y vientos de hasta 15 nudos. Se les recomienda a los marineros que tengan precaución. 

El riesgo de corrientes submarinas está alto para la costa norte y la isla de Culebra. Las personas deben evitar entrar a las playas a darse un chapuzón.


💬Ver 0 comentarios