Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En la foto, el director ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, Elí Díaz Atienza. (horizontal-x3)
En la foto, el director ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, Elí Díaz Atienza. (Xavier J. Araújo Berríos)

Con aproximadamente un 99% del servicio de agua potable y 306 generadores conectados en distintas instalaciones a casi ocho meses del huracán María, el director ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Elí Díaz Atienza, aseguró hoy, jueves, que la corporación está lista para una nueva temporada de huracanes y detalló los preparativos que llevan a cabo actualmente.

El ingeniero -confiado en que los ajustes al plan de emergencias de la entidad serán efectivos- explicó que las constantes intermitencias en el servicio que experimentan los abonados continuarán siempre y cuando se sigan utilizando generadores para los sistemas en zonas que todavía no cuentan con energía eléctrica.

“Todo el mundo ha tenido servicio de agua ya. Estos son intermitencias que se dan dado a que estamos funcionando todavía con generadores. Te puedo decir que estamos fluctuando ahora mismo entre 4,000 y 12,000 clientes sin servicio. Esa es la fluctuación constante; no es continua la falta de servicio, sino que siempre -dentro de la parte operacional- tenemos algunos sectores que pueden estar haciendo ajustes por algún generador”, explicó Díaz Atienza.

Mientras tanto, la AAA continúa distribuyendo agua potable. “Entendemos que es una problemática. Yo mismo he tenido que ir a camiones de oasis y buscar agua. No es lo más placentero, pero queremos dar una opción. Lo más crítico es que las personas tengan dónde buscar agua”, dijo.

En cuanto a los argumentos que sostienen varios alcaldes sobre la falta de preparación del gobierno, Díaz Atienza reiteró su confianza en el personal de la AAA.

“Entendemos que con el proceso que tenemos de comunicación con los alcaldes, sí estamos preparados para atender la situación de emergencia. De que nosotros tenemos salvaguarda para todas las estaciones de Puerto Rico en términos de energía eléctrica, no, no la tenemos, pero hacia el futuro es parte de los planes establecidos para una autoridad menos dependiente de la AEE. Es parte de nuestro plan fiscal, es parte de lo que estamos trabajando con FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias), pero para todo eso falta capital que es lo que estamos tratando de obtener”, detalló.

Asimismo, el funcionario reconoció como una preocupación el hecho de que se continúan utilizando generadores por periodos tan extensos de cara a una nueva temporada de huracanes, pero aseguró que realizan mantenimiento preventivo para garantizar la pronta respuesta del sistema.

El funcionario adelantó que FEMA tiene bajo su consideración una lista provista por la AAA para ubicar generadores en infraestructuras críticas como hospitales, escuelas y centros urbanos. Además, indicó que actualmente adquieren nuevos generadores con la autorización de FEMA para reemplazar los que se hayan dañado y reparar los que hayan sufrido desperfectos mecánicos y que al momento no estén conectados.

También adelantó que “hacia el futuro, en el próximo mes o mes y medio pensamos contratar o hacer un proceso de consideración de propuestas para conseguir un ente privado que nos ayude a dar el mantenimiento de generadores, el suplido de diésel, la reparación y sustitución de filtros”.

Esto, según el funcionario, evitaría añadirle carga de trabajo al personal de la AAA que esté realizando otras funciones durante la emergencia, como ocurrió durante María. “Vamos a tratar de hacer esa contratación previa a que llegue un evento (atmosférico) para que esas personas puedan empezar sus trabajos al día después”, indicó. 

Esfuerzos segmentados

Como parte de los preparativos para la próxima temporada de huracanes, la corporación se concentra en reforzar las áreas en las que enfrentaron dificultades o representan pilares para garantizar el funcionamiento óptimo de los sistemas.

Entre estas, mencionó Díaz Atienza, se encuentra el fortalecimiento de las comunicaciones y los sistemas de informática de la AAA. “Tenemos sobre 4,000 facilidades y, por lo tanto, es bien importante que la región tenga comunicación constante con muchos de nuestros componentes esenciales como lo son las represas, en especial durante la emergencia”, sostuvo.

El funcionario explicó que durante el huracán María dispusieron de líneas análogas en combinación con teléfonos satelitales, lo que facilitó la conexión entre instalaciones sin depender de un solo sistema de comunicación.

Para este año, la AAA reemplazó 60 teléfonos satelitales “para asegurar que estén funcionando”, mantienen líneas análogas en puntos clave y adquirieron unidades de radio VHF para mantener comunicación, principalmente, con el personal asignado a los embalses, destacó Díaz Atienza, quien destacó que al momento realizan pruebas periódicas de los equipos.

En términos de seguridad, la entidad estableció una nueva estrategia para asignar personal interno que no necesariamente tiene funciones activas durante la emergencia para que sean corredores para garantizar que los servicios lleguen a su destino y corroborar que equipos como el diésel o las baterías no hayan sido robados, como ocurrió durante la emergencia por el huracán María.

“Hay que entender que durante este proceso no es solamente llevar el agua, no es solamente tener un guardia de seguridad. Para poder facturar eso a FEMA luego, nosotros tenemos que llevar un proceso de cotejo de asegurar que ese guardia sí estaba allí, que ese camión de agua llegó a donde tenía que llegar, que el agua se estaba supliendo”, explicó el director.

Por otro lado, el ingeniero aseguró que la corporación fue “bastante eficiente en movilizar los oasis, previos a la tormenta. Ya los teníamos en las regiones cargados de agua, ubicados, por lo menos, para esa primera ronda”.

Para esta nueva temporada, se identificaron las zonas donde se ubicarán los oasis y plumas públicas, así como los empleados que serán asignados a cada región para supervisar estos sistemas. “Dentro de lo que son los procedimientos operacionales estándares, un adiestramiento y repaso al personal para cómo se deben manejar efectivamente estos puntos”, añadió.

En cuanto a embalses y represas, continuarán con el procedimiento que implementaron el año pasado para disminuir el nivel de las más grandes para prevenir carga adicional al sistema por las lluvias y escorrentías.

“Lo que sí estamos haciendo es mejorar las instalaciones donde están los operadores en esas represas para que estén mejor protegidos”, dijo Díaz Atienza. 

El ingeniero reconoció la “excelente” labor del personal de la AAA durante la crisis y resaltó que hubo empleados que permanecieron días encerrados en las plantas para asegurar su funcionamiento. Con miras a un próximo evento, la AAA elabora una guía para establecer puntos de reunión cercanos a los hogares de los empleados con el propósito de facilitar sus funciones.


💬Ver 0 comentarios