Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El presidente de la AAA, Elí Díaz Atienza. (GFR Media/Archivo)

La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) asegura tener un plan para atender a varios municipios en que el porcentaje de la población con agua potable es bajo.

Uno de esos casos es el de Morovis. Aunque el presidente de la AAA, Elí Díaz Atienza, dijo esta mañana que sólo el 5% del pueblo tenía agua, Doriel Pagán, vicepresidente de operaciones de la corporación pública, aseguró en entrevista con El Nuevo Día en la tarde que durante el día subió el porcentaje a 30%, contradiciendo expresiones de la alcaldesa Carmen Maldonado, quien denunció en declaraciones escritas que ninguno de los 13 barrios tenía agua.

Morovis tiene dos plantas de filtración: Morovis Sur y Morovis Urbano. La primera opera con un generador, pero la segunda sufrió graves daños por el embate del huracán María, como en el panel de controles, la subestación eléctrica y un generador de emergencia. También se tuvo que utilizar una excavadora para sacar basura del predio.

Según Pagán, aunque se prendió, el generador de otra “bomba intermedia” se dañó.

“Estamos buscando piezas para el generador, pero no ha sido sencillo”, dijo sin poder precisar cuándo se lograría que la mitad o tres cuartas partes del pueblo tenga agua potable.

“Quisiera que fuera esta semana”, dijo.

En el caso de Corozal, el porcentaje de ciudadanos con agua se ubica en 15% a 20%. Allí también operan dos plantas, una conocida como “negros” y Corozal Urbano. En la primera ocurrió un escenario similar de daños a la de Morovis Urbano, donde hay dos tomas de agua. Una opera por gravedad y la otra por generador, pero está dañada.

“Debe poder operar mañana”, dijo al hablar sobre el itinerario de la reparación.

 En Naranjito también entre un 15% y un 20% de los abonados tienen agua. El pueblo tiene dos estaciones: Cedro Arriba, donde hay un generador dañado y La Plata, que está supliendo agua al casco urbano y los sectores Achiote y Caserío.

Esta mañana Díaz Atienza habló sobre el caso de Naranjito.

“Seguimos trabajando. En el caso de Naranjito hay varios relevos en las estaciones (de bombeo) de La Plata que tienen que estar funcionando para llegar allá (a Naranjito). Tuvimos unos problemas con los generadores, que no están diseñados para operar 24/7”, dijo Díaz Atienza.

“Necesitamos dos generadores y están en prioridad”, agregó al referirse a las estaciones conocidas como Wiches y Contorno

Las Marías es otro pueblo con un porcentaje bajito: entre 15% y 20%. Allí también se dañó un generador y, aunque se adquirieron los filtros para la planta, la producción aún no aumenta.

Según estadísticas oficiales, el 78% de los abonados tiene servicio de agua potable. Por regiones, se divide de la siguiente manera:  88% (Metro), 53% (Norte), 73% (Oeste), 88% (Sur) y 78% (Este).


💬Ver 0 comentarios