Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

La contratación que hizo el designado superintendente de la Policía, James Tuller Cintrón, de una retirada coronel del Ejército para que evalúe y reforme toda la estructura de la uniformada fue vista con buenos ojos por algunos civilistas, mientras a otros les preocupa esa visión militar que puede chocar con la lucha contra el crimen.


💬Ver 0 comentarios