El director de energía eléctrica logró la renegocian de varios compromisos con empresas de asesoría financiera y legal para su proceso de reestructuración

Tras un proceso de negociación que duró tres semanas, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) redujo en $26 millones o 35% sus gastos en contratos de consultoría externa, informaron el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y el director ejecutivo de la corporación pública, José Ortiz.

En entrevista exclusiva con El Nuevo Día, Rosselló Nevares y Ortiz indicaron que el ahorro conseguido se “invertirá” en la transformación de la AEE.

El recorte mayor fue para la compañía Filsinger Energy Partners, contratada en diciembre de 2017 para ofrecer asesoría financiera durante el proceso de reestructuración de la AEE. El contrato se redujo de $24 millones a $11.1 millones, para un ahorro de $12.9 millones.

A principios de este mes, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) le envió una carta a Ortiz en la que esbozó que el contrato con Filsinger Energy Partners contradice el plan fiscal certificado de la AEE, y que sus disposiciones infringen las facultades del funcionario.

Ortiz señaló que la firma, que es dirigida por Todd W. Filsinger, “ahora tomará un rol un poco más estratégico”.

Tenía un rol de empujar proyectos, pero eso lo va a tener ahora gente de la Autoridad, como tenía que ser desde el principio. Filsinger tiene mucho valor para la Autoridad, pero como estratega… Dando guías y términos de los pasos que hay que tomar”, destacó Ortiz, quien asumió el puesto el pasado 23 de julio.

El segundo recorte más grande fue en asesoría legal, específicamente para los bufetes O’Melveny & Myers y Greenberg Traurig. Entre ambas firmas, el gasto bajó de $18 millones a $11.3 millones, para un ahorro de $6.7 millones. Las compañías, en esencia, tienen a cargo la representación legal de la AEE en el proceso de reestructuración y otros asuntos, como las investigaciones que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, en inglés) conduce contra la corporación pública.

Mientras, a la compañía Ankura Consulting Group, contratada en junio de 2017 para ofrecer asesoría financiera en lo relacionado con la reestructuración de deuda bajo el Título III de la Ley Promesa, se le redujeron $3.8 millones. Su contrato bajó de $11.4 millones a $7.6 millones.

Rosselló Nevares y Ortiz mencionaron que también se consiguieron ahorros por $2.6 millones al renegociar “contratos menores” de asesores banqueros de inversión, peritos de Título III en tarifa, infraestructura y regulaciones.

“Solape de funciones”

“Nos enfocamos en donde había un solape de funciones para dejar a un solo responsable, y empezamos a repartir la carga. Había un solape de muchas firmas de abogados y de asesoría financiera, que estaban haciendo, en muchos casos, cosas parecidas. Eliminamos eso”, afirmó Ortiz.

“También había funciones que, en esta etapa, las pueden hacer empleados de la Autoridad con los salarios que se ganan hoy día. Iniciamos una transición hacia nuestro equipo”, agregó.

El gobernador, por su parte, sostuvo que el recorte en contratos de consultoría externa fue una de las acciones que le encomendó a Ortiz tras llegar a la AEE.

“La petición fue que pudiéramos encontrar eficiencias tangibles y que pudieran resultar en ahorros… que el pueblo las pudiera medir, y nos encaminaran en el proceso más amplio de la transformación de cara al futuro”, dijo Rosselló Nevares.

En esa línea, ambos manifestaron que los $26 millones en ahorros se usarán, por ejemplo, para sufragar los gastos operacionales -de día a día- en la AEE, así como para adelantar la reforma de la corporación pública. Hace dos meses, el mandatario firmó una ley que permite la venta de los activos de generación de la AEE y la concesión, a término fijo, de la transmisión y distribución. Añadieron que el dinero también se destinará a “asegurar” que los empleados de la AEE retengan sus beneficios, como plan médico y retiro.

Ortiz indicó, por último, que los recortes no conllevaron penalidades para la AEE, ni alargan el vencimiento de los contratos.


💬Ver 0 comentarios