(semisquare-x3)
El presidente de la Cámara, Carlos "Johnny" Méndez. (GFR Media)

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, aseguró esta tarde que el cuerpo legislativo que lidera no concurrirá con las sobre 100 enmiendas que se hicieron en el Senado al proyecto que crea la industria del cáñamo en Puerto Rico.

Tampoco descartó que la medida sea colgada.

¿Podría colgarse?, se le preguntó.

"Podría pasar", contestó.

Méndez no ha visto las enmiendas, dijo.

"Le habíamos puesto unas restricciones y quiero ver si se mantuvo o son parte de las enmiendas", explicó.

Méndez precisamente votó a favor de la primera versión del proyecto, el Proyecto de la Cámara 1071, cuando primero pasó el crisol de la Cámara.

El cáñamo o “hemp” es la fibra que se obtiene del tallo de la planta del cannabis y tiene múltiples usos en la industrial de textiles para la fabricación de correa, calzado, ropa y carteras. Se utiliza, además, para fabricar papel, soga, bloques, plástico, piezas de automóviles y para producir biocombustible. Su concentración de THC, el componente psicoactivo en el cannabis se limita al .3% que, según el proyecto de ley, no produce un efecto psicoactivo.

Entre los sobre 100 cambios introducidos por Senado se incluye fortalecer la injerencia de la Legislatura en la regulación de la industria y establece unos requerimientos estrictos para toda persona que busque entrar en el negocio, particularmente en la venta de semillas.

El Senado también incluyó sanciones penales a cualquier personal que viole la ley que regule la industria. Igualmente, logró al aprobar la medida, requerir la expedición de una licencia para cualquier distribuidor o productor de semillas. Esta figura tendrá que mantener un récord detallado sobre cada venta y labor de distribución del producto.

Otros cambios establecen que ningún cultivo, operación de investigación o manufactura podría estar a menos de 100 metros de una escuela, que el tenedor de la licencia tendrá que cumplir con una serie de reglamentos agrícolas y de buenas prácticas, tener pólizas de seguro y cumplir con una serie de medidas de seguridad como sistemas de vigilancia electrónica, contar con un guardia de seguridad en sus instalaciones, cumplir con requisitos del Negociado de Transporte, tomas medidas profilácticas contra el lavado de dinero e instalar dispositivos de geo-posicionamiento (GPS) en los camiones en que se transporten los productos.


💬Ver 0 comentarios